01.02.21       Morning Spanish Murli        Om Shanti      BapDada       Madhuban


Esencia:
Dulces Hijos, Baba, el Señor de los Pobres, ha venido a cambiaros de cáscaras en diamantes. Por tanto, seguid su shrimat constantemente.

Pregunta:
¿Qué secreto que tenéis que explicar a todos en primer lugar?

Respuesta:
El secreto de Bap y Dada. Sabéis que habéis venido aquí a BapDada; los dos están juntos. El alma de Shiva está en éste y también está el alma de Brahma. Uno es un alma y el otro es el Alma Suprema. En primer lugar, explicad a todos el profundo secreto de que éste es Bap y Dada juntos. Este Dada no es Dios. Un ser humano no puede ser Dios. Sólo al Incorporal se le puede llamar Dios. Él es el Padre. Es el Residente de la tierra de la paz.

Canción:
¡Por fin ha llegado el día que habíamos estado esperando!

Om shanti.
Haced firme que el Padre está enseñando a través de Dada, es decir, Shiv Baba está explicando a través de Brahma Dada. En las relaciones mundanas el padre es diferente del abuelo. Vosotros recibís la herencia del abuelo a través del padre. Se dice que estáis recibiendo vuestra herencia del Abuelo. Él es el Señor de los Pobres. El Señor de los Pobres es el que viene para convertir a los que son pobres en los que están coronados. Así que, en primer lugar, debería de haber fe firme en quién es éste. Mirad, él es simplemente un ser humano. Todos vosotros le llamáis Brahma. Todos vosotros sois Brahma Kumars y Kumaris. Sabéis que estáis recibiendo la herencia de Shiv Baba. El Padre de todos ha venido para dar la herencia. El Padre da una herencia de felicidad y después, tras medio ciclo, Ravan da una maldición de sufrimiento. La gente en el camino de la devoción tropieza buscando a Dios pero nadie es capaz de encontrarle. La gente de Bharat canta: eres la Madre y el Padre y nosotros recibimos mucha felicidad a través de tu gracia. Después dicen: cuando vengas, sólo te perteneceremos a ti y a nadie más. No tendremos ningún apego a nadie más. Mío es un Shiv Baba. Sabéis que este Padre es el Señor de los Pobres. Él es el Aquel que hace ricos a los pobres, a los que son cascaras en diamantes, es decir, el Padre ha venido para cambiar a los impuros de la edad hierro y que están en bancarrota, en los de la edad de oro que están coronados. Hijos, entendéis que habéis venido aquí a BapDada; los dos están juntos. El alma de Shiva está en éste y el alma de Brahma también está en éste, por tanto hay dos. Una es un alma y la otra es el Alma Suprema. Todos vosotros sois almas. Se recuerda que las almas permanecieron separadas del Alma Suprema durante un largo tiempo. Vosotras almas, os reunís primero con Él, es decir, las almas se encuentran con el Padre, el Alma Suprema, a quién clamáis: ¡Oh Dios, el Padre! Sois sus hijos. Sin duda vosotros recibís la herencia del Padre. El Padre dice: Bharat, que solía ser la corona, ahora se ha quedado tan asolada por la pobreza. Hijos, Yo he venido para coronaros a vosotros una vez más. Os volvéis doblemente coronados. Una es la corona de pureza que está representada por la luz. La otra es la corona de joyas. Por tanto, en primer lugar explicad a todos el profundo secreto de que Bap y Dada están juntos. Éste no es Dios. Un ser humano no puede ser Dios. Al Único Incorporal se le llama Dios. Él es el Padre, que es el Residente de la tierra de la paz, en la cual también residís todas vosotras almas. También se le llama la tierra más allá del sonido (Nirvana) y la tierra del retiro. Vosotras almas después tenéis que adoptar cuerpos para representar vuestros papeles. Durante medio ciclo hay el papel de felicidad y durante medio ciclo hay el papel de sufrimiento. El Padre dice: Yo vengo cuando es el final del sufrimiento. Este drama está predestinado. Entráis aquí en un bhatthi. Aquí, no deberíais recordar nada del mundo de afuera. Aquí, están la Madre, el Padre y los hijos. Aquí no hay nadie que pertenezca a la comunidad de los shudras. A los que no son Brahmins se llaman shudras. Aquí no tenéis su compañía. Aquí, simplemente tenéis la compañía de los Brahmins. Vosotros, hijos Brahmins, sabéis que Shiv Baba ha venido para sacaros del infierno y convertiros en los amos del paraíso a través de Brahma. Nosotros no somos amos en este tiempo ya que somos impuros. Éramos puros y después fuimos alrededor del ciclo de 84 nacimientos; pasamos a través de los estados de sato, rajo y tamo. La cuenta de 84 nacimientos está escrita en el cuadro de la escalera. Hijos, el Padre se sienta aquí y os explica a vosotros. Los hijos a quienes primero Él encuentra, son los primeros en ir a la edad de oro. Habéis tomado 84 nacimientos. Sólo el único Padre tiene todo el conocimiento del Creador y la creación. Él es la Semilla del árbol del mundo humano. Sin duda, la Semilla tiene el conocimiento de cómo crece este árbol, como se sostiene y como es destruido. Sólo el Padre explica esto. Vosotros gente de Bharat, sabéis que sois pobres. Cuando erais deidades, erais tan ricos. Solíais jugar con diamantes. Solíais vivir en palacios estucados con diamantes. El Padre ahora os recuerda como tomáis 84 nacimientos. Clamáis: ¡Oh Purificador, Baba, Señor de los Pobres, ven! Una vez más, haznos los amos del paraíso a nosotros los pobres. Solía haber abundante felicidad en la edad de oro, mientras que ahora hay mucho sufrimiento. Hijos, sabéis que, en este momento, todo se ha hecho completamente impuro. Ahora es el final de la edad de hierro y tiene que existir la edad de oro. Al principio, en Bharat tan solo existía la religión original eterna de las deidades. Ahora eso ha desaparecido. Todos los demás se llaman a sí mismos hindúes. En este momento hay muchos cristianos, ya que muchos de la religión Hindú se han convertido. Originalmente, eran elevadas las acciones de vosotras las deidades. Pertenecíais al camino de la familia pura. Ahora, en el reino de Ravan, os habéis convertido en los que pertenecen al camino de la familia impura, y es por esto que sois infelices. A la edad de oro se le llama el Templo de Shiva (Shivalaya). El paraíso es establecido por Shiv Baba. El Padre dice: hijos, Yo vengo para cambiaros de shudras en Brahmins, y daros vuestra herencia del reino de las dinastías del sol y de la luna. Éste es BapDada. No les olvidéis. Shiv Baba os está convirtiendo en los que son dignos del paraíso a través de Brahma, ya que las almas impuras no pueden ir a la tierra de la liberación hasta que se vuelven puras. El Padre dice: Yo he venido ahora para mostraros el modo de haceros puros. Me fui habiéndoos hecho multimillonarios, los amos del paraíso. Habéis recordado que realmente erais los amos del paraíso. Entonces, había muy pocos de nosotros. Ahora hay tantos seres humanos. En la edad de oro hay 900.000. El Padre dice: Yo vengo y establezco el paraíso a través de Brahma y llevo a cabo la destrucción a través de Shankar. Todos están haciendo todos los preparativos exactamente como lo hicieron en el ciclo previo. Fabrican tantas bombas. La guerra del Mahabharata también ocurrió hace 5.000 años. Dios vino y enseñó Raja Yoga y cambió a los seres humanos corrientes en Narayan. Por tanto, el mundo impuro de la edad de hierro sin duda se tiene que destruir; el pajar tiene que ser incendiado. ¿De qué otro modo podría suceder la destrucción? Hoy en día también hay bombas incendiarias. Habrá lluvia torrencial y terremotos, ya que sólo entonces la destrucción podrá ocurrir. Ha de suceder la destrucción del mundo viejo y el establecimiento del mundo nuevo.Esta es la edad de la confluencia. Hay muerte para el reino de Ravan y victoria para el reino de Rama. Solía estar el reino de Krishna en el mundo nuevo. En lugar de los nombres de Lakshmi y Narayan, ellos mencionan el nombre de Krishna, ya que Krishna es un niño hermoso y de lo más encantador. La gente no sabe que Krishna y Radhe vinieron de distintos reinos. Bharat solía estar coronada, pero ahora está arruinada. El Padre viene para coronarla una vez más. El Padre dice: ahora haceos puros y recordadme sólo a mí constantemente y os haréis satopradhan. Los que hacen servicio y hacen a los demás iguales a sí mismos reclamarán un alto estatus y se harán doblemente coronados. En la edad de oro, el rey, la reina y los súbditos, todos son puros. Ahora es el gobierno de la gente; ninguna de las coronas existe ahora. El Padre dice: Yo vengo cuando la condición del mundo se hace así. Hijos, ahora os estoy enseñando a vosotros Raja Yoga. Sólo Yo soy el Purificador. Recordadme ahora y la aleación se eliminará de vosotras almas. Entonces os haréis satopradhan. Ahora tenéis que cambiar de feos (shyam) a hermosos (sundar). El oro se empaña cuando tiene aleación mezclada con él. Por lo tanto ahora se ha de eliminar la aleación. El Padre ilimitado dice: ¡Os habéis hecho feos sentándoos en la pira de la lujuria! Ahora sentaos en la pira del conocimiento y eliminad el apego de todos. Vosotros sois mis amantes, del Único Amado. Todos los devotos recuerdan a Dios. No hay ninguna devoción en las edades de oro y plata. Allí, tenéis la recompensa del conocimiento. El Padre viene y cambia la noche en el día mediante el conocimiento. No es que se convierta en el día porque vosotros estudiéis las escrituras. Todo eso es la parafernalia del camino de la devoción. Sólo el Único Padre es el Océano de Conocimiento, el Purificador. Hijos, Él viene y os enseña yoga y el conocimiento del ciclo del mundo. Los que tienen yoga con Ishwar (Dios) se convierten en yogeshwar (aquellos cuyo yoga es con Dios), y después en príncipes y princesas. El Padre os convierte en reyes de reyes. Los que eran reyes puros después se hicieron impuros. Vosotros mismos que fuisteis dignos de adoración, después os convertís en adoradores. Ahora, tanto como sea posible, permaneced en la peregrinación del recuerdo, tal como una amante recuerda a su amado, tal como una pareja que se compromete continúan recordándose el uno al otro. Ese Amado tiene muchas amantes en el camino de la devoción. Todos recuerdan al Padre en el tiempo de sufrimiento. ¡Oh Dios, elimina nuestro pesar y danos felicidad! Aquí, ni hay paz ni felicidad. Ambas existen en la edad de oro. Vosotras, almas, ahora sabéis como representáis vuestros papeles para 84 nacimientos. Os convertís en Brahmins, deidades, mercaderes y shudras. Tenéis en vuestros intelectos la escalera de 84 nacimientos. Recordad al Padre ahora tanto como sea posible para que vuestros pecados se corten. Mientras realizáis acciones, mantened en vuestros intelectos el recuerdo del Padre. Estamos reclamando de Baba nuestra herencia del paraíso. Recordad al Padre y vuestra herencia. Es solo por tener recuerdo que eliminarán vuestros pecados. Cuanto más permanezcáis en el recuerdo, más luz de pureza habrá; la aleación continuará siendo eliminada. Hijos, tenéis que crear tiempo para encontrar modos de permanecer en el recuerdo tanto como sea posible. Tenéis mucho tiempo por la mañana. Haced este esfuerzo. Podéis estar en casa y cuidar de vuestros hijos, pero tenéis que permanecer puros en este último nacimiento. No subáis a la pira de la lujuria. Ahora estáis sentados en la pira del conocimiento. Este estudio es muy elevado. Requiere una vasija de oro. Al recordar al Padre os hacéis como una vasija de oro. Cuando olvidáis permanecer en el recuerdo os convertís en una vasija de hierro. Recordando al Padre os convertís en los amos del paraíso. Esto es muy fácil. En esto, la pureza es lo principal. Es solo teniendo recuerdo que os haréis puros, y recordando el ciclo del mundo os convertiréis en los amos del paraíso. No tenéis que dejar vuestros hogares, etc. Podéis permanecer en casa con vuestras familias. El Padre dice: habéis vivido en el mundo impuro durante 63 nacimientos. Por tanto, para ir al Templo de Shiva, la tierra de la inmortalidad, ¿qué importa si ahora tenéis que haceros puros en este único nacimiento? Ganaréis un gran ingreso. Conquistad los cinco vicios, porque sólo entonces podéis convertiros en los conquistadores del mundo. De otro modo, no podréis reclamar un estatus. El Padre dice: todos tienen que morir. Este es vuestro nacimiento final. Después iréis y gobernaréis el mundo nuevo. Las minas de diamantes y joyas estarán llenas. Allí, continuaréis jugando con diamantes y joyas. Deberíais pertenecer a tal Padre y también seguir sus directrices. Sólo os haréis elevados siguiendo el shrimat. Siguiendo los dictados de Ravan os habéis corrompido. Ahora seguid el shrimat del Padre y cambiad de tamopradhan a satopradhan. ¡Recordad al Padre! El Padre no os da ninguna otra dificultad. Tropezáis muchísimo en el camino de la devoción. Ahora simplemente recordad al Padre y el ciclo del mundo. Convertíos en los que rotan el disco de la autorrealización y os convertiréis en los gobernantes del globo durante 21 nacimientos. Habéis reclamado y perdido el reino muchas veces. Durante la mitad del ciclo hay felicidad y durante la mitad del ciclo hay pesar. El Padre dice: Yo vengo en la edad de la confluencia de cada ciclo. Os convierto en los amos de la tierra de la felicidad. Vosotros ahora sois conscientes de cómo vais alrededor del ciclo. Mantened este ciclo en vuestros intelectos. El Padre es el Océano de Conocimiento. Aquí estáis sentados delante del Padre ilimitado. Dios, el Más Elevado en lo Alto, os está dando vuestra herencia a través de Prajapita Brahma. Por tanto ahora, antes de que suceda la destrucción, recordad al Padre y haceos puros. Achcha.

A los hijos más dulces, amados, durante tanto tiempo perdidos y ahora encontrados, amor, recuerdos y buenos días de la Madre, el Padre, BapDada. El Padre espiritual dice namasté a los hijos espirituales.

Esencia para el dharna:
1. Para permanecer en el recuerdo constante del Padre, convertid vuestro intelecto en una vasija dorada. Debería haber recuerdo del Padre incluso mientras realizáis acciones. Solo teniendo recuerdo habrá la luz de la pureza.

2. ¡Nunca os perdáis una murli! Entended con precisión el secreto del drama. Mientras estáis en este bhatthi no debéis recordad nada del mundo de fuera.

Bendición:
Que seáis una personificación de la renunciación cuyo intelecto tiene fe y hace que BapDada mismo se entregue a vosotros.

“Habiendo encontrado al Padre, lo he encontrado todo”. Cuando los que tienen esta renunciación renuncian a todo, cuando tales hijos cuyos intelectos tienen fe experimentan alegría, paz, poder y felicidad del Padre, no se preocupan de la opinión de la gente sino que siempre continúan avanzando a cada paso. Ellos experimentan que todo lo del mundo es insípido y sin ninguna esencia (fuerza). BapDada se entrega el mismo, con toda su riqueza, a tales hijos que son personificaciones de la renunciación, cuyos intelectos tienen fe. Así como los hijos tienen el pensamiento, “Baba, soy tuyo”, así Baba también dice: “Cualquier cosa que pertenece al Padre es vuestra”.

Eslogan:
Un yogui fácil es aquel que esparce vibraciones del amor del Padre a través de cada pensamiento y acción.