04.12.19       Morning Spanish Murli        Om Shanti      BapDada       Madhuban


Esencia:
Dulces hijos, todo depende de vuestro karma. Prestad atención siempre para que no hagáis nada erróneo, bajo la influencia de Maya, por lo que tendría que haber castigo.

Pregunta:
¿Quiénes son los más sabios de todos en la visión del Padre?

Respuesta:
Los que han embebido pureza son los más sabios. Los que son impuros no tienen sabiduría. Los que son puros son sabios. Se dice que Lakshmi y Narayan son los más sabios de todos. Hijos, vosotros también os estáis haciendo sabios. La pureza es esencial para esto. Por tanto, el Padre os advierte: Hijos, tened cuidado de que vuestros ojos no os engañen. Mientras veis este mundo viejo, no lo veáis. Recordad el mundo nuevo del paraíso.

Om shanti.
Vosotros, los más dulces hijos, tanto tiempo perdidos y ahora encontrados, entendéis que ahora sois viajeros en este mundo viejo solo por unos pocos días más. La gente del mundo cree que todavía tiene que permanecer aquí otros 40.000 años. Vosotros hijos tenéis fe. No olvidéis estas cosas. Mientras estáis sentados aquí, vuestros corazones, hijos, deberían estar burbujeando. Todo lo que veis con vuestros ojos se va a destruir. Las almas son inmortales. Yo, esta alma, he tenido 84 nacimientos. Baba ahora ha venido para llevarnos de regreso al hogar. Cuando el mundo viejo está a punto de ser destruido, el Padre viene para crear el mundo nuevo. Está en vuestros intelectos cómo el mundo cambia de viejo a nuevo y de nuevo a viejo. Nosotros hemos pasado por este ciclo muchas veces antes. El ciclo ahora está terminando. Solo habrá unas pocas deidades en el mundo nuevo; allí no habrá seres humanos. Todo depende de vuestro karma. Cuando las personas realizan acciones erróneas su conciencia les remuerde. Por esto el Padre pregunta: Vosotros no habéis cometido pecados así en este nacimiento ¿verdad? Este mundo es el reino sucio, impuro, de Ravan. Este mundo está lleno de oscuridad. El Padre ahora os está dando, hijos, vuestra herencia. Ya no realizáis devoción. Habiendo tropezado mucho en la oscuridad del camino de la devoción, ahora habéis venido aquí. Ahora tenéis la mano del Padre. Como no teníais el soporte del Padre, estabais hundidos en el río del veneno. El camino de la devoción está medio ciclo. Después de que se os da este conocimiento vais al mundo nuevo de la edad de oro. Esta es la edad de la confluencia auspiciosa cuando, de ser impuros y sucios, os hacéis hermosos y limpios; cambiáis de espinas en flores. ¿Quién os hace así? El Padre ilimitado. No llamaríais a un padre físico el Padre ilimitado. También conocéis la ocupación de Brahma y de Vishnu. Entonces, ¡cuánta intoxicación deberíais tener! La región suprema, la región sutil y la región corporal, todas, existen en la edad de la confluencia. El Padre ahora se sienta aquí y os explica, hijos, que esta es la confluencia del mundo viejo y el mundo nuevo. La gente clama: ¡Ven y purifícanos a los impuros! El papel del Padre solo se representa en la edad de la confluencia. Ya que Él es el Creador y el Director, con seguridad, Él tendrá alguna actividad. Todos sabéis que no se Le puede llamar un ser humano; no tiene un cuerpo propio. Todos los demás, son o seres humanos o deidades. Shiv Baba nunca puede ser ni una deidad ni un ser humano Este cuerpo simplemente se ha tomado prestado temporalmente. Él no nació de una matriz. El Padre mismo dice: Hijos, ¿cómo podría Yo enseñaros Raja Yoga a menos que tuviera un cuerpo? Aunque la gente dice que el Alma Suprema está en los guijarros y en las piedras, vosotros hijos ahora entendéis cómo vengo Yo. Ahora estáis aprendiendo Raja Yoga. Ningún ser humano puede enseñar esto. Ninguna deidad puede estudiar Raja Yoga. Es aquí, en la edad de la confluencia elevada, donde os convertís en deidades estudiando Raja Yoga. Hijos, deberíais tener mucha felicidad de que ahora estáis completando el ciclo de 84 nacimientos. El Padre viene al final de cada ciclo. El Padre mismo dice que este es el último de los muchos nacimientos de éste. Shri Krishna era un príncipe de la edad de oro; él pasó por el ciclo de 84 nacimientos. Shiv Baba no entra en el ciclo de 84 nacimientos. El alma de Shri Krishna cambia de fea a hermosa. Nadie más sabe estas cosas. Vosotros también, solo sabéis esto número indefinido. Maya es muy fuerte; no deja a nadie solo. El Padre lo sabe todo. Maya, el caimán, se puede tragar a cualquiera completamente. El Padre sabe esto muy bien. Sin embargo, no penséis que el Padre es antaryami (El que conoce los secretos que hay en el corazón de cada uno); no. Sin embargo, el Padre puede ver las actividades de todos. Los nuevos también vienen a Baba. Maya os traga crudos por completo. Hay muchos aspectos, hijos, que no entendéis. El Padre lo sabe todo. La gente piensa que el Alma Suprema conoce todos los secretos que hay en el interior de todos. El Padre dice: No conozco todos los secretos del interior de cada uno. Lo sé todo de vuestro comportamiento. El comportamiento de algunos es muy sucio. Por eso, el Padre repetidamente os advierte, hijos, que debéis ser muy cautelosos con Maya. Sin embargo, aunque el Padre explica, no se asienta en el intelecto de algunos que la lujuria es el mayor enemigo. Ni siquiera se dan cuenta de que se están involucrando en el vicio; esto también sucede. Por tanto, Baba dice: Si habéis cometido un error, contádselo a Baba honradamente y no lo escondáis. Si no, el pecado se multiplicará cien veces. Vuestra conciencia continuará remordiéndoos internamente. El pecado continuará creciendo hasta que caigáis por completo. Hijos, tenéis que ser completamente verdaderos con el Padre, o si no sufriréis una gran pérdida. Este es el mundo de Ravan. ¿Por qué deberíais recordar el mundo de Ravan? Tenemos que ir al mundo nuevo. Cuando un padre ha construido una casa nueva, sus hijos están muy felices porque entienden que se está construyendo una casa nueva para ellos. Este es un aspecto ilimitado. El mundo nuevo del paraíso se está creando para nosotros. Ahora estamos a punto de irnos al mundo nuevo. De acuerdo a cuánto recordemos al Padre, así de hermosos nos haremos. Debido a que nos influyeron los vicios, nos convertimos en espinas. Hijos, sabéis que los que han dejado de venir aquí están influenciados por Maya. Ya no están con el Padre, se han convertido en traidores y han regresado al viejo enemigo. Maya se traga a muchos de esta manera; mueren muchos. Hubo muchos muy buenos que dijeron que iban a hacer esto y aquello. También estaban dispuestos a dar sus vidas a la yagya. Hoy no están aquí. Vuestra batalla es con Maya. Nadie en el mundo sabe cómo tiene lugar esta batalla con Maya. Las escrituras muestran una batalla entre las deidades y los demonios y cómo sucedió la guerra entre los Kauravas y los Pandavas. Podéis preguntarle a cualquiera cómo son posibles estos dos aspectos de las escrituras. Las deidades no son violentas; están en la edad de oro. ¿Vendrían a la edad de hierro para luchar? Nadie entiende quiénes fueron los Kauravas y los Pandavas. Simplemente leen lo que está escrito en las escrituras y después lo recitan. Baba estudió el Gita completo. Cuando yo recibí este conocimiento, empecé a pensar en el significado de esas cosas sobre la guerra que estaban escritas en el Gita. Krishna no es el Dios del Gita. El Padre estaba sentado en éste, y así, a través de él, hizo que todos nosotros dejáramos a un lado ese Gita. Ahora tenemos mucha luz del Padre. Son las almas las que reciben luz. Por esto el Padre dice: Consideraos almas y recordad al Padre ilimitado. Cuando Le recordabais en la devoción, decíais: Cuando Tú vengas, me entregaré a TÍ. Sin embargo, no entendíais cómo Él vendría o cómo vosotros os entregaríais a Él. Hijos, ahora entendéis que nosotras las almas somos iguales que el Padre, pero que el nacimiento del Padre es único. Él os enseña a los hijos muy bien. Vosotros decís: Ése es el mismo Padre. Él es El que se convierte en nuestro Padre cada ciclo. Todos nosotros decimos: “Baba, Baba” y Baba dice: Hijos, hijos. Como vuestro Profesor, Él os enseña Raja Yoga y os convierte en los amos del mundo. Perteneciendo a este Padre, también debéis tomar las enseñanzas que Él os da como vuestro Profesor. Vuestros corazones deberían estar burbujeantes de felicidad mientras escucháis esto. Si alguien se vuelve sucio, no puede haber esa felicidad. Aunque lo intenten con gran fuerza, no son parte de nuestro clan. Hay muchos apellidos para las personas. Todas esas cosas son limitadas. ¡Mirad qué grande es vuestro apellido! El tatarabuelo Brahma es el más grande. Nadie más le conoce. Dicen que Shiv Baba es omnipresente. Nadie ni siquiera conoce a Brahma. Tienen la imagen de Brahma, Vishnu y Shankar, pero han situado a Brahma en la región sutil. No conocen su biografía. ¿Cómo podría Brahma existir en la región sutil? ¿Cómo podría adoptaros desde allí? El Padre dice: Este es Mi carruaje. Entro en él en el último de sus muchos nacimientos. Esta es ahora la edad de la confluencia auspiciosa en la que tiene lugar el episodio del Gita. El aspecto principal en esto es la pureza. Nadie más sabe cómo hacerse, de impuro, puro. Los sabios y los hombres santos, etc. nunca os dicen: Olvidad vuestro cuerpo y todas vuestras relaciones corporales y recordadme solo a Mí, el Padre, de manera que todas las acciones pecadoras que habéis cometido por causa de Maya entonces se incinerarán. No conocen al Padre. El Padre ha dicho en el Gita: Vengo para elevar a esos sabios, etc. El Padre explica: Este es el último nacimiento de todas las almas que han estado representando sus papeles desde el principio del ciclo hasta ahora. También es el último nacimiento de éste. Éste se ha convertido en Brahma otra vez. En su infancia, simplemente era un chaval de pueblo. Él ha completado sus 84 nacimientos, desde el primero hasta el último. Ahora que el cerrojo de vuestro intelecto, hijos, se ha abierto, os estáis haciendo sabios. Antes erais insensatos. Lakshmi y Narayan son sensatos. A un alma impura se le llama insensata. El aspecto principal es la pureza. Escribís: Maya nos hizo caer. Nuestros ojos se hicieron criminales. El Padre repetidamente os advierte. Dice: Hijos, no seáis derrotados por Maya. Ahora tenéis que regresar al hogar. Consideraos almas y recordad al Padre. Este mundo está a punto de destruirse. Nos estamos haciendo puros y por eso también necesitamos un mundo puro. Hijos, debéis haceros de impuros, puros. El Padre no tendrá yoga. Baba no se hace impuro de manera que tenga que tener yoga. Baba dice: Yo estoy aquí para serviros. Me clamasteis para que viniera y os purificara a los impuros. Debido a que Me clamasteis para que viniera, he venido. Yo os muestro un camino muy fácil a seguir: Simplemente sed manmanabhav. Estas son las palabras de Dios. Debido a que ellos mencionan el nombre de Krishna, todos han olvidado al Padre. El Padre es el primero; Krishna es el segundo. Baba es el Amo de la región suprema mientras que Krishna es el amo del paraíso. En la región sutil no sucede nada. De todos, Krishna es número uno; todos le aman. Todos los demás le siguen. No todos pueden ir al paraíso. Por tanto, dulcísimos hijos, vuestra felicidad debería ser tan profunda que penetre en vuestros huesos. Muchos hijos que vienen a Baba nunca pueden permanecer puros. Cuando Baba les pregunta: “Puesto que os involucráis en el pecado, ¿por qué venís a Baba?”. Ellos contestan: “¿Qué puedo hacer yo? No puedo permanecer lejos. Si vengo aquí, quizá la flecha pueda dar en el blanco. ¿Quién sino Tú, el Padre, me concedería la salvación? Por tanto, vengo y me siento aquí. Maya es muy poderosa. Yo tengo la fe de que Baba me hará puro y hermoso de ser impuro, pero ¿qué puedo hacer? Diciendo la verdad, quizá mejoraré. Tengo la fe de que puedo ser reformado por Ti.” Baba siente misericordia por tales hijos. Sucederá así otra vez. ¡Nada nuevo! Baba os da a todos vosotros shrimat cada día, pero sólo unos pocos de vosotros lo ponéis en práctica. ¿Qué puede hacer Baba en esto? Baba dice que quizá ese sea su papel; no todos se pueden convertir en un rey o en una reina. Se está estableciendo un reino y se necesitan todas las variedades en un reino. No obstante, Baba dice: Hijos, no dejéis vuestro coraje. Podéis progresar. Achcha.

A los hijos más dulces, amados, durante tanto tiempo perdidos y ahora encontrados, amor, recuerdos y buenos días de la Madre, el Padre, BapDada. El Padre espiritual dice namasté a los hijos espirituales.

Esencia para el dharna:
1. Permaneced siempre verdaderos con el Padre. Si cometéis algún error, no lo escondáis. Tened cuidado de que vuestros ojos nunca se hagan criminales.

2. Tened siempre la intoxicación pura de que el Padre ilimitado os está cambiando de impuros y sucios a hermosos, de espinas a flores. Ahora estáis cogidos a la mano del Padre y, con este soporte, cruzaréis el río del veneno.

Bendición:
Que seáis un alma muy afortunada que recibe una corona de luz del Padre para la vida Brahmin. La especialidad de la vida Brahmin de la edad de La confluencia es la pureza. Un símbolo de la pureza es la corona de luz que cada alma Brahmin recibe del Padre. Esta corona de luz de pureza es incluso más elevada que la corona incrustada de joyas. Esta corona es un signo de una gran alma, un alma con la fortuna de Dios y un alma de lo más elevado. BapDada da a cada hijo al nacer, la bendición “¡Qué seas puro! Y el símbolo para eso es la corona de luz.

Eslogan:
Con una actitud de desinterés ilimitado eliminad el malestar de las almas que han estado afligidas por sus deseos.