07.05.22       Morning Spanish Murli        Om Shanti      BapDada       Madhuban


Esencia:
Dulces hijos, ahora haceos conscientes del alma, como el Padre. El único deseo del Padre es que los hijos se hagan iguales a Él y regresen al hogar con Él.

Pregunta:
¿Viendo qué maravilla, vosotros hijos dais gracias al Padre?

Respuesta:
La maravilla que veis es cómo Baba cumple con su deber. Él enseña Raja Yoga a Sus hijos y los hace valiosos. Internamente, hijos, vosotros decís gracias a tan dulce Baba. Baba dice: Esta palabra “gracias” pertenece a la devoción. Los hijos tienen un derecho; no es cuestión de darle gracias por esto. De acuerdo al drama, el Padre tiene que dar la herencia.

Canción:
¿Qué pueden hacer las tormentas a aquellos cuyo Compañero es Dios?

Om shanti.
Hijos, esta canción es para vosotros. ¿Qué pueden hacer las tormentas de Maya a aquellos cuyo Compañero es el Padre Supremo, el Alma Suprema, la Autoridad Todopoderosa? No son esas tormentas físicas, sino las tormentas de Maya las que extinguen la luz de las almas. Ahora que habéis encontrado al Compañero que os despierta, ¿qué puede hacer Maya? Se os ha dado el título de “Mahavir”: aquellos que logran la victoria sobre Maya, Ravan. ¿Cómo lograréis victoria? Hijos, estáis sentados delante de BapDada, cara a cara. A Bap y Dada se les llama el Padre y el hermano mayor. Por tanto, ellos son BapDada. Hijos, comprendéis que el Padre espiritual está sentado delante de vosotros. El Padre espiritual habla a los espíritus. Las almas escuchan a través de sus órganos de los sentidos; ellas también hablan. Vosotros hijos, habéis creado el hábito de ser conscientes del cuerpo. Habéis sido conscientes de los cuerpos a lo largo del ciclo. Cuando dejáis un cuerpo y tomáis el siguiente, vuestro nombre también cambia. A alguien se le llama Paramanand y a otro se le llama de otra forma. Baba dice: Yo soy eternamente consciente del alma; Yo nunca tomo un cuerpo, así pues, nunca puedo tener conciencia de cuerpo. Este cuerpo pertenece a este Dada; Yo permanezco eternamente consciente de alma. Hijos, Yo deseo haceros como a Mí mismo, porque ahora tenéis que regresar a Mí. Tenéis que dejar la conciencia de cuerpo. Esto lleva tiempo. La práctica de ser consciente del cuerpo se ha inculcado durante un largo período de tiempo. Ahora el Padre dice: Dejad vuestro cuerpo y haceos como Yo, porque vais a ser mis invitados; vais a regresar conmigo. Por eso os digo: Primero, tened la fe de que sois almas. Yo solo digo esto a las almas: Recordad al Padre y entonces cualquier otra visión terminará. Es esto lo que requiere esfuerzos. Yo os estoy sirviendo a vosotras almas. Es el alma la que escucha a través de los órganos. Yo, el alma, os estoy dando el mensaje de Baba. El alma no se llama a sí misma masculina o femenina. Los términos “masculino” y “femenino” se les dan a los cuerpos. Él es el Alma Suprema. El Padre dice: Oh almas, ¿estáis escuchando? El alma dice: “Sí, estoy escuchando”. ¿Reconocéis a vuestro Padre? Él es el Padre de todas las almas. Así como vosotros sois almas, así Yo soy vuestro Padre. A Él se le llama el Padre Supremo, el Alma Suprema. Él no tiene un cuerpo propio. Brahma, Vishnu y Shankar tienen sus propias formas. A un alma simplemente se le llama alma, pero mi nombre es Shiva. Se le han dado muchos nombres a los cuerpos. Yo no tomo un cuerpo y por eso no tengo un nombre corporal. Vosotros sois saligrams. A vosotras almas se os pregunta: Oh almas, ¿estáis escuchando? Ahora debéis practicar ser conscientes del alma. Cada alma escucha y habla a través de sus órganos. El Padre se sienta aquí y explica a las almas. Las almas se han hecho insensatas porque han olvidado al Padre. No es que Shiva sea Dios y que Krishna también sea Dios. Dicen que Dios está en los guijarros y las piedras. Esta idea errónea se ha esparcido por el mundo entero. Muchos aceptan que ellos son hijos de Dios, el Padre, pero la mayoría todavía dice que Dios es omnipresente. Deberíais sacar a todos de esa ciénaga. El mundo entero está a un lado y el Padre está en el otro. La alabanza del Padre es: “Dios, tu obra divina, mediante la cual el mundo entero recibe salvación, es única”. Recibís salvación a través de Mis directrices. Solo hay Uno que concede salvación. La gente golpea sus cabezas tanto para recibir salvación. Este es el único Satguru que concede ambas, liberación y liberación en la vida. Ahora, el Padre dice: Yo tengo que venir para conceder salvación a esos sabios y hombres santos, etc. Yo soy el Único que concede salvación a todos. Yo le hablo a las almas. Soy vuestro Padre. Nadie más puede decir: Todas vosotras almas sois mis hijos. Ellos dicen que Dios es omnipresente, por eso ellos nunca pueden decir eso (todos son Mis hijos). El Padre mismo dice: Yo he venido para dar el fruto de la devoción a los devotos. Se recuerda que Dios es el único Protector de los devotos. Todos son devotos, y así, Dios seguramente debe ser alguien distinto de ellos. Si los devotos fueran Dios, no necesitarían recordar a Dios. Todos llaman a Dios una cosa u otra en su propio idioma. Sin embargo, Su nombre correcto es Shiva. Cuando alguien insulta o difama a otra persona, se abre un expediente contra él, pero esto es el drama y nadie puede decir nada al respecto. El Padre sabe que os habéis hecho infelices y que esto también sucederá otra vez. Emergerán el mismo Gita y las escrituras, etc., pero nadie comprende nada simplemente leyendo el Gita, etc. Se necesita poder. Los que relatan las escrituras no pueden decir a nadie: “Oh hijos, teniendo yoga conmigo, se absolverán vuestros pecados”. Ellos simplemente leen el Gita y lo relatan. Ahora vosotros sois experimentados. Entendéis cómo vais alrededor del ciclo de 84 nacimientos. En el drama todo sucede en su propio momento. El Padre os dice a los hijos, a vosotras almas: Aprended a explicar: “Yo le estoy hablando a las almas. Yo, esta alma, estoy hablando a través de estos labios y vosotras las almas, estáis escuchando a través de vuestros oídos. Yo estoy dando el mensaje del Padre: yo soy un alma”. Es muy fácil explicar esto. Vosotras las almas dejáis un cuerpo y tomas el siguiente. Esta alma ha completado 84 nacimientos. El Padre ahora dice: Si Dios fuera omnipresente tendríais que decir, “Alma Suprema Humana”. ¿Por qué, entonces, hablan de seres humanos (almas)? Estáis hablando a esta alma. Mis hermanos, almas, ¿comprendéis que os estoy dando el mensaje del Padre de hace 5000 años? El Padre dice: ¡Recordadme! Ésta es la tierra del pesar. La edad de oro es la tierra de la felicidad. Oh almas, estabais en la tierra de la felicidad. Habéis estado en el ciclo de 84 nacimientos. Vosotros sin duda pasáis por los estados de satopradhan, sato, rajo y tamo. Ahora regresemos a la tierra de Shri Krishna. ¿En qué os gustaría convertiros allí? ¿Os convertiréis en un emperador o una emperatriz, os convertiréis en un sirviente? Hablad a las almas de esta forma. Dejad que haya ese entusiasmo. No es que vosotras seáis el Alma Suprema. El Alma Suprema es el Océano de Conocimiento. Él nunca se convierte en un océano de ignorancia. Vosotros os convertís en océanos de ignorancia y conocimiento. Tomando conocimiento del Padre os convertís en hijos océanos. De hecho, solo el único Padre es el Océano. Todos los demás son ríos; hay una diferencia. Todo esto se explica a las almas cuando se han hecho insensatas. Nada de esto se explica en el paraíso. Aquí todos son insensatos, impuros e infelices. Solo los pobres se sientan confortablemente y entienden este conocimiento. Los ricos tienen su propia intoxicación. Apenas alguno de ellos emergerá. El rey Janak lo dio todo. Aquí todos son Janak. Estáis tomando conocimiento para ir a la liberación en la vida, por eso tenéis que hacer firme que sois almas. Baba, ¿cuánto podemos agradecerte? De acuerdo al drama, Tú debes dar la herencia y nosotros debemos convertirnos en tus hijos. ¿Qué es lo que hay que agradecer en esto? Tenemos que convertirnos en Tus herederos. No hay la cuestión de “agradecimiento” en esto. El Padre viene y explica esto Él mismo, y nos hace valiosos. La palabra “gracias” surge en el camino de la devoción cuando ellos cantan alabanzas. El Padre tiene que cumplir con Su deber. Él viene una vez más para mostrar el camino al paraíso. De acuerdo al drama, Baba tiene que venir para enseñar Raja Yoga. Él tiene que dar la herencia. Después iréis al paraíso conforme a la medida de vuestros esfuerzos. No es que Baba os enviará. Iréis automáticamente al paraíso de acuerdo al esfuerzo que hayáis hecho. No hay nada que agradecerme en esto. Ahora estáis sorprendidos del juego que Baba muestra. Anteriormente, no sabíamos esto pero ahora lo sabemos. Baba, ¿olvidaremos este conocimiento otra vez? Sí hijos, este conocimiento desaparecerá de Mí intelecto y también del vuestro. Después, cuando sea el tiempo de dar el conocimiento, éste emergerá. Yo ahora voy a regresar a la tierra del nirvana, y después representaré Mi papel en el camino de la devoción. Esos sanskares emergen automáticamente en el alma. Vendré en este mismo cuerpo después de un ciclo. Esto permanece en vuestros intelectos pero, no obstante, debéis permanecer conscientes del alma. De lo contrario, seréis conscientes del cuerpo. Lo principal es recordar al Padre y la herencia. Reivindicáis vuestra herencia ciclo tras ciclo de acuerdo a vuestros esfuerzos. Esto se os explica de una forma tan fácil, pero se requiere un esfuerzo incógnito para alcanzar ese destino. Cuando un alma llega por primera vez, sin duda es pura, un alma satopradhan. Después, definitivamente se tiene que hacer pecadora, un alma tamopradhan. Definitivamente tenéis que cambiar a satopradhan de tamopradhan. El Padre ha dado el mensaje: “Recordadme”. Toda la creación recibe la herencia del Padre. Él es Aquel que concede salvación a todos. Él es el Único que tiene compasión por todos, es decir, Él tiene misericordia por todos. No hay pesar en la edad de oro. Todas las otras almas van y residen en la tierra de la paz. Vosotros hijos comprendéis que ahora es el tiempo de saldar. Las cuentas kármicas de pesar se tienen que saldar con el poder del yoga y tenéis que acumular vuestra futura cuenta de felicidad con conocimiento y yoga. Cuanto más acumuláis, más felicidad recibís y más se saldan las cuentas de pesar. Saldamos las cuentas de pesar ahora, en la confluencia de los ciclos y, por otro lado, también estamos acumulando. Esto es un negocio. Baba os da joyas de conocimiento y os hace virtuosos, pero después depende de cuánto embebe cada uno de vosotros. Cada joya vale millones, y mediante ellas os hacéis felices en el futuro constantemente. Ésta es la tierra del pesar mientras que esa es la tierra de la felicidad. Los sannyasis no saben que no hay nada más que felicidad constante en el paraíso. Solo el único Padre hace a Bharat muy elevada a través del Gita. Esa gente recita muchas escrituras, etc., pero el mundo se tiene que hacer viejo. Al principio, las deidades estaban en el mundo nuevo, en el reino de Rama. Ahora no existen las deidades. ¿Adónde fueron? ¿Quién tuvo 84 nacimientos? No puede haber una cuenta de 84 nacimientos para nadie más. Sin duda son los que pertenecen a la religión de las deidades los que tienen 84 nacimientos. La gente piensa que Lakshmi y Narayan son Dios. Dicen: donde sea que miro, solo te veo a Ti. Achcha, ¿se vuelven felices con la idea de la omnipresencia? La idea de la omnipresencia ha continuado durante mucho tiempo, y aun así Bharat se ha convertido en el infierno sumido en la pobreza. Dios tiene que dar el fruto de la devoción. ¿Cómo pueden los sannyasis, que ellos mismos hacen esfuerzos espirituales, dar el fruto de la devoción? Ningún ser humano puede ser el Otorgador de la Salvación. Todos los que pertenezcan a esta religión volverán. También hay muchos que se han convertido a la religión sannyas; ellos también vendrán. Todas estas cosas se tienen que entender. Baba explica: Debéis mantener la práctica de ser un alma. El cuerpo funciona con el soporte del alma. El cuerpo es perecedero, mientras que el alma es imperecedera. Un papel completo está grabado en esta alma diminuta. ¡Es tal maravilla! Ni siquiera los científicos comprenden esto. Un papel inmortal imperecedero está grabado en esta alma diminuta. El alma es imperecedera y su papel también es imperecedero. Achcha.

A los hijos más dulces, amados, durante tanto tiempo perdidos y ahora encontrados, amor, recuerdos y buenos días de la Madre, el Padre, BapDada. El Padre espiritual dice namaste a los hijos espirituales.

Esencia para el dharna:
1. En la confluencia de los ciclos, saldad las cuentas de pesar con el poder del yoga e incrementad vuestra cuenta nueva. Embebed joyas de conocimiento y haceos virtuosos.

2. Yo soy un alma. Yo estoy hablándole a un alma, mi hermano. Este cuerpo es perecedero. Practicad: estoy dando el mensaje a mil alma hermano.

Bendición:
Que seáis amados por todos con vuestros buenos deseos e intenciones elevadas, os hagáis victoriosos y estéis hilados en el rosario de la victoria.

No importa con qué intenciones diga alguien algo o cómo esa persona interactúe con vosotros, vosotros siempre debéis tener buenos deseos e intenciones elevadas para cada uno. Sed victoriosos en esto y reivindicaréis un derecho a estar hilados en el rosario. Esto es porque la forma de ser amado por todos es tener sentimientos elevados por cada uno en vuestras relaciones y conexiones. Los que tengan tales intenciones elevadas constantemente darán felicidad a todos y recibirán felicidad. Esto también es hacer servicio, y tener buenos deseos es la forma elevada de servir con vuestra mente. Los que hacen ese servicio se convierten en cuentas del rosario de la victoria.

Eslogan:
Experimentar yoga en las acciones es ser un karma yogui.