08.12.19    Avyakt Bapdada     Spanish Murli     18.03.85    Om Shanti     Madhuban


El contentamiento.


Hoy, el Padre Dilwala (Aquel que conquista vuestro corazón) ha venido para tener una conversación de corazón a corazón con Sus hijos amorosos que están sentados en el trono del corazón. Dilwala ha venido para tener un intercambio con Sus hijos y para preguntarles a Sus hijos, que tienen un corazón honesto, sobre el estado de su corazón. El Padre espiritual está teniendo una conversación de corazón a corazón con los espíritus. Esta conversación de corazón a corazón de los espíritus solo se experimenta en este tiempo. Vosotros espíritus tenéis tal poder del amor que traéis al Padre, el Creador de los espíritus, desde más allá del sonido (el nirvana) al sonido para tener una conversación de corazón a corazón. Sois tales espíritus elevados que incluso atáis con un lazo de amor al Padre que está libre de ataduras. La gente del mundo Le clama como Aquel que les libera de la atadura, y tal Padre, que está libre de ataduras, está siempre atado por el lazo del amor de los hijos. Vosotros sois listos en atarle a Él. Cuando sea que Le recordáis, el Padre se hace presente. El Señor se hace presente. Así que, hoy Baba ha venido especialmente a tener una conversación de corazón a corazón con los hijos doble extranjeros. Ahora, en esta temporada, es el turno especial de los doble extranjeros. La mayoría de los que han venido son los doble extranjeros. Los residentes de Madhuban son de todas formas residentes del lugar elevado. Sois los que veis los encuentros con una variedad de almas del mundo mientras estáis sentados en un lugar. Quienes vienen aquí regresan, mientras que los que son residentes de Madhuban siempre se quedan aquí.

Hoy, Baba les está preguntando a los hijos doble extranjeros: ¿os habéis convertido en joyas del contentamiento todos vosotros, los que estáis brillando en la corona de BapDada? ¿Sois todos vosotros joyas del contentamiento? ¿Estáis siempre contentos? No os ponéis descontentos algunas veces con vosotros mismos, con las almas Brahmin, con vuestros propios sanskares o con la influencia de la atmósfera, ¿verdad? ¿Estáis siempre contentos con todo? Si estáis contentos algunas veces y descontentos otras veces, ¿se os llamaría joyas del contentamiento? Todos vosotros dijisteis que sois joyas del contentamiento, ¿no es así? En ese caso, no diríais que estáis contentos, pero que los demás os ponen descontentos, ¿verdad? No importa lo que suceda, las almas contentas nunca sueltan su especialidad del contentamiento. El contentamiento es la virtud especial, el tesoro y la decoración especial de la vida. Cuando amáis algo, nunca soltáis eso. El contentamiento es vuestra especialidad. El contentamiento es el espejo especial de la transformación en la vida Brahmin. Existe la vida común y la vida Brahmin. La vida común significa estar algunas veces contento y otras veces descontento. Al ver la especialidad del contentamiento en la vida Brahmin, se impresionan incluso aquellos que no tienen conocimiento. Esta transformación se convierte en un instrumento para provocar la transformación en muchas almas. Surge de los labios de todos que ese siempre está contento, que siempre está feliz. Allí donde hay contentamiento, sin duda hay felicidad. El descontento hace que desaparezca vuestra felicidad. Esta es la alabanza de la vida Brahmin. Si no hay contentamiento todo el tiempo, entonces es una vida común. La base del éxito fácil es el contentamiento. El contentamiento es el medio elevado para hacer que las almas sean amadas por toda la familia Brahmin. Todos amarán automáticamente a aquellos que permanecen contentos. Todos intentan siempre acercarles a sí mismos y hacer que cooperen en cada tarea elevada. No tienen que hacer ningún esfuerzo para que se les acerque o para que se les haga cooperativos, o para que se les ponga en una lista de almas especiales. Ellos no tienen que pensar esto; ni siquiera tienen que decirlo. La especialidad misma del contentamiento os convierte en un canciller de oro en cada tarea. Las almas que son instrumentos para una tarea, automáticamente pensarían en involucrar a las almas contentas y seguirían dándoles una oportunidad. El contentamiento os permite armonizar constantemente con la naturaleza y los sanskares de todos. Un alma contenta nunca tiene miedo de la naturaleza o los sanskares de nadie. Os habéis convertido en esas almas contentas, ¿no es así? Dios Mismo vino a vosotros, vosotros no fuisteis a Él. La fortuna misma os llegó. Mientras estabais sentados en casa, encontrasteis a Dios, encontrasteis la fortuna. Mientras estabais sentados en casa recibisteis la llave de todos los tesoros. Cuando necesitáis algo, los tesoros están allí para vosotros porque os habéis convertido en los que tienen un derecho. Por lo tanto, también recibís automáticamente una oportunidad de acercaros a todos y de acercaros en el servicio. Vuestra especialidad en sí misma os permite avanzar. Todos tienen amor en su corazón de forma natural por aquellos que permanecen constantemente contentos. No es un amor superficial. Una cosa es darle a alguien amor superficial para complacerle y la otra es dar amor desde el corazón. A veces tenéis que darles amor a algunos para que no se enfaden. Sin embargo, tales almas no son dignas de recibir amor todo el tiempo. Las almas contentas siempre reciben el amor de todos desde el corazón. Ya sea que alguien sea nuevo o antiguo, ya sea que la presentación de ese se haya dado o no, el contentamiento en sí mismo da la presentación de esa alma. Todos desearían hablarle a esa persona y sentarse con ella. Así que, ¿estáis contentos de esta manera? Sois firmes, ¿no es verdad? No estáis diciendo que os estáis convirtiendo en eso, ¿verdad? No; os habéis convertido en eso.

Las almas contentas son siempre conquistadoras de Maya. Esta es la reunión de aquellos que son conquistadores de Maya. Vosotros no sois los que tienen miedo de Maya, ¿verdad? ¿A quiénes les viene Maya? Ella les viene a todos, ¿no es así? ¿Hay alguien que diga que Maya no viene? Ella les viene a todos, pero algunos le tienen miedo y otros la reconocen, y por eso son capaces de permanecer cautelosos. Los hijos obedientes del Padre que permanecen dentro de la línea del código de conducta reconocen a Maya desde la distancia. Es cuando os lleva algo de tiempo reconocerla o cuando cometéis un error al reconocerla que tenéis miedo de Maya. Habéis escuchado el memorial de la historia de cómo Sita fue engañada. Fue debido a que ella no lo reconoció. Fue engañada porque no reconoció la forma de Maya. Si hubiera reconocido a ese, no como un sacerdote brahmán o un mendigo, sino como a Ravan, ella no hubiera tenido que experimentar la cabaña del pesar. No obstante, fue solo debido a que le reconoció mucho más tarde de haber sido engañada, y debido a ser engañada, tuvo que sufrir. De ser yogui, se volvió viyogui (separada por una falta de yoga). De estar en una compañía constante, se volvió distante. De ser un alma que era una personificación del logro, se convirtió en un alma que estaba clamando. ¿La razón? ¡Falta de reconocimiento! Debido a la falta del poder para reconocer a Maya, en lugar de poder ahuyentar a Maya, tenéis miedo. ¿Por qué hay una falta de reconocimiento? ¿Por qué no hay reconocimiento en ese momento, sino más tarde? ¿Cuál es la razón de esto? La razón es que no seguís constantemente las directrices elevadas del Padre. Algunas veces las recordáis y otras veces no. Algunas veces tenéis fervor y entusiasmo y otras veces no. Aquellos que desobedecen la orden de permanecer “constantes”, es decir, aquellos que no permanecen dentro de la línea del código de conducta de las órdenes que reciben, son engañados por Maya en ese momento. Maya tiene mucho poder de discernir. Maya ve que sois débiles en ese momento y, debido a esa debilidad, hace que le pertenezcáis. La puerta por la cual Maya entra es la debilidad. Cuando encuentra incluso una pequeña entrada, ella entra allí rápidamente. ¿Qué hacen los ladrones hoy en día? Aunque las puertas puedan estar cerradas, ellos entran por los ventiladores. Debilitaros ligeramente incluso en vuestros pensamientos, significa cederle el paso a Maya. Por esta razón la forma muy fácil de convertirse en un conquistador de Maya es permanecer constantemente con el Padre. Permanecer con Él significa estar automáticamente dentro de la línea del código de conducta. Entonces seréis liberados de tener que hacer esfuerzos para liberaros de cada vicio de forma individual. Permaneced en Su compañía y automáticamente os haréis iguales al Padre. La compañía automáticamente os coloreará. No pongáis a un lado la semilla y trabajéis duro solo para cortar las ramas; un día os convertís en un conquistador de la lujuria, al siguiente día conquistáis la ira. No; vosotros sois constantemente victoriosos. Cuando terminéis con la semilla mediante la forma de la Semilla, automáticamente os liberaréis de hacer esfuerzos de manera repetida. Simplemente mantened con vosotros la forma de la Semilla. Entonces la semilla de Maya se quemará de tal modo que ningún rastro surgirá de esa semilla. En cualquier caso, las semillas que son tostadas nunca pueden dar fruto.

Por lo tanto, permaneced con el Padre. Permaneced contentos. Entonces ¿qué puede hacer Maya? Ella misma se entregará. ¿No sabéis cómo hacer que Maya se entregue? Si vosotros mismos os entregáis, entonces Maya se entrega a vosotros de todas formas. Así pues, ¿Maya se ha entregado a vosotros o aun estáis haciendo preparativos para eso? ¿Cuál es vuestro estatus? Así como vosotros tenéis vuestra propia ceremonia de entrega, de igual modo, ¿ya habéis celebrado la ceremonia de entrega de Maya, o todavía tenéis que celebrarla? Haberse vuelto sagrados significa que la ceremonia ha tenido lugar; ella ha sido quemada. Luego, cuando regreséis a casa, no escribiréis cartas diciendo, “¿qué puedo hacer yo? ¡Maya vino!”, ¿verdad? Escribiréis cartas dando buenas noticias, ¿no es cierto? ¿Cuántas ceremonias de entrega han tenido lugar? Vuestra propia ceremonia ha tenido lugar, pero también capacitasteis a otras almas a que renunciaran a Maya. Escribiréis tales noticias, ¿no es así? Achcha.

Hasta el punto que hayáis tenido fervor y entusiasmo de venir aquí, así de contentas quiere ver BapDada a vuestras almas todo el tiempo. Tenéis amor de todas maneras. La señal del amor es que habéis venido de tan lejos para estar cerca. Habéis contado los días y las noches con amor, y habéis llegado hasta aquí. Sin amor, habría sido difícil llegar hasta aquí. Habéis aprobado teniendo amor. Habéis recibido el certificado de aprobado, ¿no es cierto? Habéis aprobado en todas las asignaturas. BapDada, sin embargo, agradece que vuestros ojos de reconocimiento sean agudos. Habéis reconocido al Padre aun viviendo lejos mientras que los que están aquí con Él, es decir los de este país no le han reconocido aún. Habéis reconocido al Padre desde lejos, y ahora le pertenecéis así como también habéis hecho que el Padre os pertenezca. BapDada os da felicitaciones especiales por esto. Así como habéis ido adelante en reconocerle, del mismo modo convertíos en números uno en la conquista de Maya y definitivamente seréis los que siempre recibiréis felicitaciones del Padre. Entonces BapDada podrá enviaros a cualquier alma que tenga temor de Maya para que os pregunte a vosotros hijos acerca de vuestra experiencia como conquistadores de Maya. Demostrad esto convirtiéndoos en tales ejemplos. Así como la familia que conquistó los apegos es muy conocida, así, el centro que se convierta en conquistador de Maya también debería hacerse conocido como aquél donde Maya nunca declara la guerra. Una cosa es que Maya venga, pero es diferente si declara la guerra. Vosotros seréis los que reivindicarán un número en esto también, ¿verdad? ¿Quién se convertirá en el número uno en esto? ¿Será Londres, Australia o América? ¿O lo será Paris, Brasil o Alemania? BapDada anunciará a quienes sean que se conviertan en esto, que son museos vivientes. Así como se dice que el museo de Abu es el número uno en servicio y también en su decoración, dejemos también que haya un museo viviente de los hijos conquistadores de Maya. Tenéis este coraje, ¿verdad? ¿Cuánto tiempo necesitáis para esto? En el Jubileo de Oro, se dará un premio a los que sean los primeros en realizar algo. Demostrad esto yendo rápido aunque seáis los últimos en venir. Dejad que corran incluso los que han venido de Bharat. Sin embargo vosotros podéis ir delante. BapDada da a todos la oportunidad de ir delante. Incluso podéis reivindicar un número dentro de las ocho joyas. Ocho recibirán un premio. No es que solo una recibirá un premio. No estáis pensando que Londres o Australia ya son antiguos y que vosotros sois los nuevos que recién habéis llegado, ¿no es cierto? ¿Cuál es el centro nuevo más pequeño? Los más jóvenes son siempre amados por todos. A los menores se les dice que los mayores son ya mayores pero los menores son iguales al Padre. Todos vosotros podéis hacer esto. No es gran cosa. Grecia, Roma Tampa. Estos son los centros más jóvenes. Vosotros sois los que tenéis gran entusiasmo. ¿Qué hará Tampa? ¿Construir un templo? Se le dijo a esa alma entretenida que vino que construyera un templo en Tampa. Que cualquiera que vaya a Tampa, tenga el agrado de ver a cada uno de vosotros, ídolos vivientes. Vosotros, los poderosos debéis estar preparados. Tan solo vosotros reyes debéis estar preparados y los súbditos se crearán entonces, rápidamente. Toma tiempo crear a la familia real. Este reino de la familia real está siendo creado y luego vendrán muchos súbditos. Vendrán tantos que os angustiaréis de verlos y diréis: ¡Baba, ahora parar esto! Sin embargo, antes dejad que los de la realeza, los que tienen un derecho al trono del reino, se preparen. Solo entonces, cuando los que tienen un tilak y una corona estén preparados, los súbditos dirán “¡sí mi señor!”. Si no tenéis corona, ¿cómo creerán los súbditos que sois el rey? Toma tiempo crear a la familia real. Habéis llegado en buen momento para tener un derecho a reivindicar ser parte de la familia real. Todavía falta para la llegada del tiempo de los súbditos. ¿Conocéis la señal para convertiros en reyes? De ahora en adelante, convertiros en soberanos del ser y sed aquellos con un derecho a la soberanía del mundo. Los que ahora se acercan y cooperan con aquellos que se convertirán en gobernantes, también estarán cerca y serán cooperativos gobernando el reino de allí. Ahora cooperáis en el servicio y allí cooperaréis en el gobierno del reino. Por lo tanto revisad desde ahora: ¿sois reyes, o es que solo a veces sois reyes y a veces sois súbditos? Algunas veces sois los que tenéis un derecho y otras siendo dependientes. ¿O sois reyes siempre? ¿Cuán afortunados sois? No penséis que habéis venido tarde. Los que realmente vengan al final tendrán que pensar acerca de esto. Vosotros habéis venido en buen momento y es por esto que sois afortunados. No divaguéis pensando si os convertiréis o no en reyes porque habéis venido tarde. ¿Seré capaz de convertirme en parte de la familia real? Pensad siempre que si no sois vosotros, ¿quién? Tenéis que formar parte de la familia real. No penséis si seréis o no capaz de ir allí. “No sé si esto sucederá”. No. Vosotros sabéis que lo habéis logrado cada ciclo. Lo estáis haciendo ahora, y siempre lo haréis. ¿Lo entendéis?

Nunca penséis que vosotros sois extranjeros y que ellos son de aquí; que ese es indioy yo soy extranjero. Las formas de hacer las cosas son propias de cada uno, pero es solo para efectos de presentaros que se os llama doble extranjeros de la misma manera que aquí se dice ese es de Karnataka, o ese es de Uttar Pradesh. Vosotros sois Brahmins, ¿no es verdad? Sea que seáis Indios o del extranjero, todos sois Brahmins. Es un error pensar que sois extranjeros. ¿Es que no habéis tomado un nuevo nacimiento? El antiguo nacimiento fue en el extranjero, pero el nuevo nacimiento es en el regazo de Brahma, ¿no es cierto? Aquello se dice solo a efectos de presentaros. Sin embargo nunca penséis que hay alguna diferencia en vuestros sanskares o en vuestra comprensión. Pertenecéis al clan Brahmin, ¿no es así? No sois parte de los clanes de América o África, ¿verdad? ¿Cómo se podría dar la presentación de todos entonces? Sois los Brahma Kumars y Kumaris de la dinastía de Shiva. Es solo una dinastía, ¿verdad? Nunca habléis de las diferencias de las palabras que usáis. No es que los indioshagan las cosas de una manera y que los extranjeros lo hagan de otra. Todos somos uno. El Padre es Uno solo. El camino es uno y las costumbres y sistemas son uno. La naturaleza y sankares también son uno. Entonces, ¿cómo puede haber una diferencia entre los que son de esta tierra y los del extranjero? Al haceros llamar “los del extranjero” os distanciaréis. Todos somos Brahmins que pertenecen al clan de Brahma. Esto no sucede porque yo sea extranjero o del Gujarat. Todos pertenecéis al Único Padre y la especialidad es que todos los sanskares se han unido y se han convertido en uno. Las distintas religiones, castas y clanes ya se han terminado. Pertenecéis al Único que significa que todos sois uno. ¿Entendéis? Achcha.

A las almas especiales que tienen la especialidad del contentamiento, a los hijos que logran constantemente éxito en el servicio por el contentamiento, a las almas elevadas que constantemente tienen un derecho a la soberanía del ser y por lo tanto a la soberanía del mundo, a los hijos que se convierten en números uno en cada tarea teniendo fe constantemente, amor, recuerdos y namasté de BapDada.
 

Bendición:
Que tengáis desinterés ilimitado utilizando todas las facilidades, permaneciendo libre de sus atracciones y desapegados.

Ser aquellos con desinterés ilimitado significa no estar apegados a nada y ser constantemente amorosos con el Padre. Este amor hace que vuestro desapego sea único. Si no sois amorosos con el Padre, no podréis ser desapegados, y tendréis uno u otro apego. Los que son amorosos con el Padre, permanecen más allá de todas las atracciones, es decir, permanecen desapegados. Este estado se conoce como el de ser inmune y no influenciado por ninguna atracción limitada. Los que utilizan alguna facilidad o creación permaneciendo inmunes a ellas son Raj Rishis con desinterés ilimitado.

Eslogan:
El señor está complacido cuando hay limpieza y honestidad en el corazón.