09.10.21       Morning Spanish Murli        Om Shanti      BapDada       Madhuban


Esencia:
Dulces hijos, seguid a la Madre y al Padre y sentaos en el trono del corazón. No hay dificultad en esto. Simplemente recordad al Padre y haceos puros.

Pregunta:
¿Qué consejo da el Padre, el Señor del Pobre, a sus hijos, para que ellos creen su fortuna?

Respuesta:
Hijos, Shiv Baba no quiere nada vuestro. Podéis comer, beber, estudiar, y refrescaros y marcharos, pero recordad que hay la alabanza de “sólo un puñado de arroz.” Si deseáis haceros ricos para 21 nacimientos, recordad que una paisa de una persona pobre es igual a 100 rupias de una persona rica. Por lo tanto, cuando el Padre viene aquí directamente, utilizad todo lo vuestro de una forma digna.

Canción:
Tú eres la Madre y el Padre…

Om shanti.
Hijos, vosotros habéis entendido el significado de la canción. Aunque esa gente clama, no entiende nada. Vosotros sabéis que Él es nuestro Padre. De hecho, Él no es solo vuestro Padre, sino que es el Padre de todos. Esto también se tiene que entender. Sin duda el Alma Suprema es el Padre de todas las almas. Diciendo “¡Baba, Baba!” definitivamente recordáis vuestra herencia. Solo recordando al Padre se absolverán vuestros pecados. Hijos, el Padre os dice: Vosotras almas os habéis hecho impuras. Ahora se os tiene que purificar. Él es el Baba de todos, y así, sus hijos sin duda deberían ser sin vicios. Hubo un tiempo en el que todos vosotros erais sin vicios. El Padre mismo explica: Todos eran sin vicios cuando era el reino de Shri Lakshmi y Narayan. Todas las almas humanas que veis allí, también deben ser sin vicios, porque sus cuerpos se habrían destruido, y después todas las almas fueron a residir en el mundo incorporal. Allí no hay nombre o rastro de vicio. Allí no hay cuerpos. Todas las almas bajan a este mundo desde allí arriba para representar sus papeles. En primer lugar viene la gente de Bharat. En Bharat, primero estuvo el reino de Lakshmi y Narayan. Los de todas las demás religiones estaban en el mundo incorporal. En este tiempo, todos están en el mundo corporal. Hijos, el Padre ahora os está haciendo sin vicios, para haceros deidades sin vicios. Cuando os convertís en deidades, sin duda se necesita un mundo nuevo para vosotros. El mundo viejo se tiene que destruir. La Guerra de Mahabharat se ha relatado en las escrituras. Muestran que solo los cinco Pandavas permanecieron, y que después desaparecieron en las montañas y no quedó nadie. Achcha, ¿dónde fueron todas esas almas? Las almas nunca se destruyen. Por eso se dice que fueron al mundo incorporal, el mundo sin vicios. El Padre os lleva del mundo vicioso al mundo incorporal, el mundo sin vicios. Sabéis que, ciertamente, tenéis que recibir vuestra herencia del Padre. El sufrimiento ahora ha incrementado. En este tiempo queremos, tanto paz como felicidad. Todos piden a Dios: ¡Oh Dios, danos paz y felicidad! Cada ser humano hace esfuerzo para conseguir riqueza. Si tienen riqueza son felices. El Padre ilimitado os está dando muchísima riqueza. Erais tan ricos en la edad de oro. Teníais palacios tachonados con diamantes y joyas. Hijos, sabéis que habéis venido al Padre ilimitado para reivindicar vuestra herencia del paraíso ilimitado. No vendrá aquí el mundo entero. El Padre solo viene en Bharat. En este tiempo las gentes de Bharat son residentes del infierno, y después el Padre les convierte en los residentes del paraíso. En el camino de la devoción, a causa de vuestro pesar, habéis estado recordando al Padre nacimiento tras nacimiento: ¡Oh Padre Supremo, Alma Suprema! Oh Baba Benefactor, Eliminador el Pesar y Otorgador de Felicidad. Le recordáis y, sin duda, Él debe haber venido. Nadie le recuerda sin motivo. Ellos creen, que Dios, el Padre, vendrá y dará el fruto de eso a los devotos. Sin embargo, Él se lo da a todos; es el Baba de todos. Vosotros sabéis que iréis a la tierra de la felicidad y todo el resto irá a la tierra de la paz. Cuando estáis en la tierra de la felicidad hay paz y felicidad sobre todo el mundo. El Padre ama a sus hijos. Los hijos también aman a la Madre y el Padre. También cantáis: Tú eres la Madre y el Padre. Incluso teniendo padres y madres físicos, cantáis: Tú eres la Madre y el Padre, y recibimos mucha felicidad a través de Tus bendiciones. No cantáis esto a vuestros padres físicos. Aunque ellos también hacen esfuerzo y cuidan a sus hijos, les dan una herencia y después les comprometen, aún así, solo el Padre y la Madre parlokik os da muchísima felicidad. Ahora sois los hijos adoptados de Dios. Todos los demás son hijos adoptados por el demonio. En la edad de oro no hay hijos adoptados. Allí, no hay nada más que felicidad; no hay nombre o rastro de pesar. El Padre dice: Yo he venido a daros abundancia de felicidad en el paraíso durante 21 generaciones. Sabéis que ahora vais a recibir del Padre ilimitado, la abundante felicidad del paraíso. Todas las ataduras del pesar van a terminar. En la edad de oro tenéis relaciones de felicidad, mientras que en la edad de hierro tenéis ataduras de pesar. El Padre os está llevando a las relaciones de felicidad. A Él se le llama el Eliminador el Pesar y el Otorgador de Felicidad. El Padre viene y os sirve a vosotros hijos. Él dice: Yo soy vuestro Sirviente Obediente. Me habéis estado recordando durante medio ciclo: Oh Baba, ven y danos abundancia de felicidad. Ahora he venido para daros eso, así pues, ¡seguid el shrimat! Esta tierra de muerte se va a destruir y se va a establecer la tierra de la inmortalidad. Ahora estáis escuchando la historia de la inmortalidad de Baba inmortal, para ir a la tierra de la inmortalidad. Nadie muere allí. Nunca utilizan las palabras: “¡fulano de tal ha muerto!”. El alma dice: ahora, me desprenderé de este cuerpo deteriorado y tomaré uno nuevo. Eso es bueno. Allí no hay enfermedades. No se hace mención de la tierra de la muerte. Yo he venido para hacer de vosotros los amos de la tierra de la inmortalidad. Cuando gobernáis allí, no recordáis nada de la tierra de la muerte. No sois conscientes de en qué os convertiréis a medida que continuéis bajando. De otro modo, perderíais vuestra felicidad. Aquí, tenéis que mantener el ciclo entero en vuestros intelectos. Verdaderamente era el paraíso, y ahora es el infierno. Por eso la gente clama al Padre. Vosotras almas sois residentes de la tierra de la paz. Venís aquí para representar vuestros papeles. Os llevareis vuestros sanskares de regreso al hogar con vosotros y después, vendréis de allí, tomareis cuerpos nuevos y gobernareis el reino. Ahora se os están diciendo las noticias del mundo incorporal, la región sutil y el mundo corporal. No seréis conscientes de esto en la edad de oro. Allí, simplemente gobernareis el reino. Ahora también conocéis el drama. Vosotras almas sabéis que estáis haciendo esfuerzo para la edad de oro. Definitivamente os haréis dignos de ir al paraíso. Os beneficiareis a vosotros mismos y también a los demás. Entonces continuareis recibiendo sus bendiciones. ¡Mirad cuál es vuestro plan! En este momento, todos y todas tienen su propio plan. El Padre también tiene un plan. Esa gente gasta millones de rupias construyendo presas, etc., para la electricidad. El Padre explica: Todos esos planes son malignos, mientras que mi plan es un plan Divino. Ahora bien, ¿el plan de quién será exitoso? Esa gente peleará entre ellos mismos. El plan de todos se convertirá en polvo. Ellos no establecen el paraíso. Cualquier cosa que hacen es para el pesar. El plan del Padre es para crear el paraíso. Los residentes del infierno hacen planes para permanecer en el infierno. Baba está haciendo planes para crear el paraíso. Así pues, ¡deberíais tener tanta felicidad! Se recuerda: Recibimos mucha felicidad debido a tu misericordia. Tenéis que hacer esfuerzo para recibir eso. El Padre dice: Podéis reclamar todo lo que queráis. Podéis convertiros en un rey o reina, en un amo del mundo, o podéis convertiros en una criada o un sirviente. Depende de cuánto esfuerzo hagáis. El Padre simplemente dice: En primer lugar, haceos puros, y continuad dando a todos la presentación del Padre. Recordad a Alfa y entonces, beta, el reino, ¡es vuestro! En vuestro recuerdo del Padre es donde Maya causa muchos obstáculos; ella rompe el yoga de vuestro intelecto. El Padre dice: Cuanto más me recordéis, más se absolverán vuestros pecados, y más alto será el estatus que reivindicaréis. Por eso es muy famoso el yoga antiguo de Bharat. Al Padre también se le llama El Liberador. El Padre os libera del pesar durante 21 nacimientos. La gente de Bharat estará en la tierra de la felicidad y todos los demás estarán en la tierra de la paz. Mostrándoles los planes del mundo incorporal y del mundo corporal, ellos rápidamente entenderán que los de las otras religiones no pueden ir al paraíso. Solo las deidades residen en el paraíso. Nadie excepto el Padre puede explicar este conocimiento del drama. Hijos, venís al Padre para reivindicar vuestra herencia. Solo en la edad de oro tenéis abundancia de felicidad. Más tarde, está el reino de Ravan; en ese hay muchísimo pesar. Ahora entendéis que Baba os está haciendo dignos de ir a la tierra de la inmortalidad, contándoos la verdadera historia. Ahora estáis realizando tales acciones y es así como os hacéis ricos para 21 nacimientos. Se dice: ¡Que seáis ricos! ¡Que tengáis hijos! Allí, definitivamente tendréis un hijo y una hija. ¡Que tengáis una larga vida! La duración de vuestra vida será de 150 años. Allí no hay muerte prematura. Solo el Padre explica esto. Me habéis estado clamando durante medio ciclo. ¿Dirían esto los sannyasis? ¿Qué saben ellos? El Padre se sienta aquí y os explica con tanto amor. Hijos, si permanecéis puros durante este nacimiento, os convertiréis en los amos del mundo puro por 21 nacimientos. Hay felicidad en la pureza. Pertenecisteis a la religión pura de las deidades, y ahora os habéis hecho impuros y estáis experimentando pesar. Cuando estabais en el paraíso erais sin vicios. Ahora, al haceros viciosos, os habéis hecho infelices en el infierno. El Padre os inspira a hacer esfuerzo: Convertíos en emperadores y emperatrices del paraíso. Vuestra Mama y vuestro Baba se convirtieron en esto y así, vosotros también deberíais hacer esfuerzo para esto. En esto, no hay nada por lo que estar confundido. El Padre ni siquiera permite que nadie caiga a sus pies. El Padre explica: Yo os di palacios de oro tachonados con diamantes y os hice los amos del paraíso. Después, habéis continuado frotando vuestras cabezas en el camino de la devoción, y también disteis dinero durante medio ciclo. ¿Adónde fueron todos esos palacios dorados tachonados con diamantes? Bajasteis del paraíso y ahora habéis alcanzado el infierno. Yo os estoy llevando ahora de nuevo al paraíso. No os pongo ninguna dificultad. Simplemente recordadme y haceos puros. No tenéis que dar ni siquiera un penique; simplemente comed, bebed, estudiad y refrescaos y regresad a casa. Baba simplemente os enseña. Él no os cobra ninguna tasa por enseñaros. Decís: Baba, definitivamente te daré algo. ¿De qué otra manera recibiría yo palacios allí? En el camino de la devoción, la gente dona a los pobres en el nombre de Dios. Dios les daría el fruto de eso. ¡Los pobres no podrían hacer eso! Sin embargo, ellos reciben el retorno solo durante un nacimiento. Baba, Tú ahora has venido aquí directamente. Te doy un poco de dinero y Tú nos das el retorno de eso en el paraíso durante 21 nacimientos. El Padre hace ricos a todos. Dais dinero y así se construyen edificios para alojaros. ¿De qué otra forma se construiría? Solo los hijos construyen estos edificios, etc. Shiv Baba dice: Yo no voy a vivir en ellos. Shiv Baba es el Otorgador incorporal. Vosotros le dais y después Él os da el fruto de eso durante 21 nacimientos. Yo no entro en vuestro paraíso. Yo tengo que venir al infierno para sacaros del infierno. Vuestros gurús os atrapan en la ciénaga incluso más. Ellos no conceden salvación. El Padre ha venido para llevaros al mundo puro. ¿Por qué no recordáis a tal Padre? El Padre dice: ¡No deis dinero! Simplemente recordadme y vuestros pecados se absolverán y vendréis a Mí. Hijos, habéis hecho que se construyan estos edificios para vosotros. Hay el memorial de “un puñado de arroz”. Los pobres reciben el retorno de cualquier cosa que dan, de acuerdo a su coraje. Cualquier estatus que recibe el rico, el pobre también recibe lo mismo; los dos son iguales. Si una persona pobre da una rupia de las cien que tiene, y una persona rica que tiene mucho dinero da cien rupias, ambas reciben el mismo fruto. Por eso al Padre se le llama el Señor del Pobre. Bharat es la más pobre de todas. Yo vengo y la hago rica. Se dan donativos a los pobres. Baba os explica muy claramente. Hijos, la muerte está justo delante. Ahora, hacedlo todo rápidamente. Aumentad la velocidad del recuerdo. Cuanto más recordéis al Padre más dulce, mayor será la herencia que recibiréis y más ricos os haréis. El Padre no os dice que os reverenciéis, o vayáis a las ferias, etc.; ¡no! Recordad al Padre y vuestra herencia mientras estáis sentados en casa. ¡Eso es todo! El Padre es un punto. A Él se le llama el Padre Supremo, el Alma Suprema. Él es el Alma Suprema. Es el más elevado de todos. El Padre dice: Yo soy un punto y vosotros también sois puntos. Es solo que los del camino de la devoción han hecho una forma enorme para representarme. ¿Cómo se podría adorar a un punto? A Él se le llama Shiv Baba. ¿Quién dijo esto? Ahora vosotros decís que Shiv Baba os está dando vuestra herencia ¡Es una maravilla! El ciclo de 84 nacimientos continúa girando. Habéis recibido esta herencia muchas veces, y continuareis recibiéndola. El Padre se sienta aquí y os explica muy amablemente. Achcha.

A los hijos más dulces, amados, durante tanto tiempo perdidos y ahora encontrados, amor, recuerdos y buenos días de la Madre, el Padre, BapDada. El Padre espiritual dice namaste a los hijos espirituales.

Esencia para el dharna:
1. La muerte está justo delante. Por tanto, ahora incrementad la velocidad de vuestro recuerdo. Haced un esfuerzo completo para reivindicar un estatus elevado en el mundo de la edad de oro.

2. Traedbeneficio para vosotros y los demás, y recibid bendiciones. Para ir al mundo puro, sin duda os tenéis que hacer puros.

Bendición:
Que muráis en vida y logréis victoria sobre vuestros sentidos físicos con la conciencia de vuestra nueva vida.

Vosotros, hijos, habéis muerto en vida completamente y no podéis ser atraídos por los sentidos físicos. Morir en vida significa que habéis muerto a todo y que vuestra vida vieja ha terminado. Puesto que habéis tenido un nacimiento nuevo, ¿cómo podríais estar influidos por los sentidos físicos en vuestro nuevo nacimiento y vuestra nueva vida? En vuestra nueva vida de un Brahma Kumar o una Kumari, estáis completamente más allá del conocimiento de lo que significa ser influido por los sentidos físicos. No permitáis que ni siquiera el más leve aliento, es decir, algún sanskar de un sudra os quede, ni siquiera un poco.

Eslogan:
Fundid el amor de Dios en vuestro corazón, en amrit vela, y ningún otro amor os atraerá.