13.10.20       Morning Spanish Murli        Om Shanti      BapDada       Madhuban


Esencia:
Dulces hijos, Baba ha venido para mostraros el camino al hogar. Cuando permanezcáis conscientes del alma, podréis ver el camino fácilmente.

Pregunta:
¿Qué conocimiento recibís en la edad de la confluencia a través del cual a las deidades de la edad de oro se les llama conquistadoras del apego?

Respuesta:
En la edad de la confluencia, el Padre os cuenta la historia de la inmortalidad y os da el conocimiento de las almas eternas. Recibís el conocimiento de que este es un drama predestinado, imperecedero, y que cada alma interpreta su propio papel. Un alma deja su cuerpo y toma otro. Por tanto, no hay necesidad de llorar. Por recibir este conocimiento ahora a las deidades de la edad de oro se les llama conquistadoras del apego. Allí, no hay mención de la muerte. Dejan sus cuerpos viejos con felicidad y adoptan otros nuevos.

Canción:
¡Muestra el camino al ciego, oh Dios!

Om shanti.
El Padre Espiritual dice a los dulcísimos hijos espirituales: Yo os muestro el camino, pero primero consideraos almas. Sentaos en conciencia de alma y encontraréis este camino fácilmente. Habéis estado tropezando durante medio ciclo en el camino de la devoción. Hay una gran cantidad de parafernalia en el camino de la devoción. Ahora, el Padre ha explicado que sólo hay un Padre ilimitado. El Padre dice: Yo os estoy mostrando el camino. Nadie en el mundo sabe qué camino muestra Él. Es el camino a la liberación y la liberación en la vida: liberación y salvación. A la morada de la paz se le llama liberación. Un alma no puede hablar sin un cuerpo. Sólo se puede emitir sonido a través de estos órganos. El sonido se produce a través de la boca. Si no hubiese boca, ¿de dónde podría venir el sonido? Las almas reciben esos órganos para realizar acciones. En el reino de Ravan realizáis acciones pecadoras. Esas acciones pecadoras son acciones muy sucias. En la edad de oro, no existe Ravan. Por tanto, las acciones son neutras. Allí no están los cinco vicios. A eso se le llama el paraíso. Los residentes de Bharat eran los residentes del paraíso, pero ahora se les llama residentes del infierno. Se están ahogando en el río del veneno. Todos se están causando pesar unos a otros. Dicen: Baba, llévanos a un lugar donde no haya mención del pesar. Cuando Bharat era el paraíso, no había mención del pesar. Del paraíso entraron en el infierno. Ahora tienen que ir al paraíso. Esto es una obra. El Padre Mismo se sienta aquí y os explica a vosotros los hijos. Esta es la verdadera compañía de la Verdad (satsang). Estáis recordando al Padre verdadero. Sólo Él es Dios, el más Elevado en lo Alto. Es el Creador. Recibís vuestra herencia de Él. El Padre Mismo os da vuestra herencia a vosotros hijos. Incluso aunque ellos tengan padres limitados, le recuerdan a Él y dicen: ¡Oh Dios, Oh Padre Supremo, Alma Suprema, ten misericordia! Están angustiados de tropezar tanto en el camino de la devoción. Dicen: ¡Oh Baba, danos nuestra herencia de felicidad y paz! Sólo el Padre puede dar esto y es también para 21 nacimientos. Esto lo podéis calcular. En la edad de oro, cuando era su reino, definitivamente había menos personas. Sólo había una religión y un reino. A eso se le llama el paraíso, la tierra de la felicidad. Al mundo nuevo se le llama satopradhan (completamente puro). Al mundo viejo se le llama tamopradhan (completamente impuro). Al principio, todo es satopradhan y después pasa a través de los estados sato, rajo y tamo. A los niños pequeños se les llama satopradhan. Se dice que los niños pequeños son más elevados que las grandes almas (mahatmas). Los mahatmas nacen, crecen, experimentan los vicios y después abandonan el hogar. Los niños pequeños no saben nada del vicio; son completamente inocentes. Por eso se dice de ellos que son más elevados que los mahatmas. A las deidades se les alaba por estar llenas de todas las virtudes. A los sadhus nunca se les da esta alabanza. El Padre ha explicado el significado de violencia y no-violencia. Golpear a alguien se llama violencia. La violencia más grande es usar la espada de la lujuria. Las deidades son no-violentas. Ellas no utilizan la espada de la lujuria. El Padre dice: Yo vengo ahora para convertiros de seres humanos en deidades. Las deidades están en el paraíso. Aquí nadie puede llamarse a sí mismo una deidad. Todos entienden que ellos mismos son pecadores viciosos, degradados. Entonces, ¿cómo se podrían llamar a sí mismos deidades? Por eso le han dado el nombre de religión hindú. De hecho, era la religión original eterna de las deidades. La palabra “Hindú” es originaria de la palabra “Indostán”, por eso la han llamado la religión hindú. Vosotros decís que sois de la religión de las deidades y todavía ellos os ponen en la lista bajo la religión hindú. Dicen que sólo tienen una columna para la religión hindú. Puesto que son impuros nadie se llama a sí mismo una deidad. Ahora vosotros entendéis que erais deidades dignas de adoración y que ahora os habéis convertido en adoradores. Anteriormente, hacíais la adoración de Shiva sin adulterar. Después os convertisteis en adoradores adulterados. El Padre sólo es Uno. Recibís vuestra herencia de Él. Hay muchos tipos de deidades. No recibís ninguna herencia de ellas. Tampoco podéis recibir una herencia de este Brahma. Uno es el Padre Incorporal y el otro es vuestro padre físico. Incluso aunque tengan padres físicos, continúan diciendo: ¡Oh Dios! ¡Oh Padre Supremo! No diríais eso a vuestro padre físico. Una herencia se recibe de un padre. Un esposo y una esposa son parejas a medias. Por tanto, ella debería tener la mitad de todo. Primero, se le debería dar la mitad a ella como su parte y después a los hijos se les debería dar la otra mitad. Sin embargo, en estos días, a los hijos se les da toda la riqueza. Algunos tienen mucho apego. Piensan que son sus hijos quienes tendrán todos los derechos cuando ellos mueran. Los hijos de hoy en día ni siquiera preguntan por su madre después de la partida del padre. Algunos aman a su madre. Algunos sin embargo, se oponen a su madre. En estos días, la mayoría no preguntan por su madre. Ellos malgastan todo el dinero. Algunos hijos adoptivos también son así. Incordian muchísimo a su madre. Vosotros hijos habéis escuchado la canción. Dicen: Baba, ahora muéstranos el camino a la felicidad donde hay descanso. No hay felicidad en el reino de Ravan. Los del camino de la devoción ni siquiera entienden que Shiva es distinto de Shankar. Ellos sólo continúan inclinando sus cabezas y leyendo escrituras. De acuerdo, ¿qué recibís de eso? No saben nada. Sólo el único Padre es el Otorgador de paz y felicidad para todos. En la edad de oro, hay felicidad además de paz. Había paz y felicidad en Bharat pero eso ya no existe. Por eso, en su devoción, continúan tropezando de puerta en puerta. Ahora vosotros entendéis que sólo el único Padre os lleva a la tierra de la paz y a la tierra de la felicidad. Baba, sólo te recordaremos a Ti. Sólo reivindicaremos nuestra herencia de Ti. El Padre dice: tenéis que olvidar vuestros cuerpos y todas vuestras relaciones corporales. ¡Recordad sólo al único Padre! Vosotras almas os tenéis que hacer puras aquí. Si no Le recordáis, tendréis que experimentar castigo. Vuestro estatus se reducirá. Por eso el Padre dice: haced esfuerzos para el recuerdo. Él os explica a vosotras las almas. No hay otros satsangs, etcétera donde se diga: “Oh hijos espirituales”. Este es el conocimiento espiritual que vosotros hijos recibís del Padre espiritual. “Espíritu” significa incorporal. Shiva también es incorporal. Vosotras almas sois puntos; sois muy diminutas. Nadie puede ver un alma sin tener una visión divina. Sólo el Padre da la visión divina. Los devotos se sientan y adoran a Hanuman y a Ganesh, etcétera. Ahora bien, ¿cómo tendrán visiones de ellos? El Padre dice: Yo soy el Otorgador de la visión divina. Yo Mismo doy visiones a los que han hecho mucha devoción. No obstante, no hay beneficio en eso. Ellos sólo se ponen felices. También continúan cometiendo pecado. No logran nada. ¿Cómo podrían llegar a algo sin estudiar? Las deidades están llenas de todas las virtudes. Vosotros también os tenéis que hacer así. El resto, todo son visiones del camino de la devoción. Realmente os columpiaréis con Krishna y estaréis con él en el paraíso. Depende de cuánto estudiéis. Hasta el punto que sigáis el shrimat, así reivindicaréis un estatus elevado. El shrimat es dado por Dios. No lo llamáis el shrimat de Krishna. El alma de Krishna reivindicó su estatus siguiendo el shrimat del Padre Supremo, el Alma Suprema. Vosotras almas también estabais en la religión de las deidades. En otras palabras, estabais en la dinastía de Krishna. La gente de Bharat no sabe cuál es la relación entre Radhe y Krishna. Cada uno viene de un reino diferente. Después, en su matrimonio, se convierten en Lakshmi y Narayan. El Padre ha venido para explicar todas estas cosas. Ahora vosotros estáis estudiando para convertiros en los príncipes y princesas del paraíso. Los nombres de los príncipes y las princesas se cambian en el momento de su matrimonio. Por tanto, el Padre os convierte a vosotros hijos en esas deidades. Sin embargo, eso es sólo si seguís el shrimat del Padre. Sois los hijos nacidos de la boca. Ellos nacen a través de una matriz. Esos brahmins unen a una pareja y hacen que se sienten en la pira de la lujuria. Vosotros Brahmins verdaderos ahora los sacáis de la pira de la lujuria y los atáis con el vínculo de sentarse en la pira del conocimiento. Por tanto, tienen que soltar la otra atadura. Los hijos de aquí luchan, pelean y malgastan todo su dinero. Hoy en día, hay mucha inmundicia en el mundo. La peor enfermedad de todas es el cine. Incluso los hijos buenos se estropean yendo al cine. Por tanto, a los BKs también se les prohíbe ir al cine. Sin embargo, para los que son fuertes, Baba dice: haced servicio allí también. Explicadles que ese cine es limitado. También hay un cine ilimitado. Esos cines limitados y falsos empezaron del cine ilimitado. El Padre ahora os ha explicado a vosotros hijos que ese es el mundo del alma donde residen todas las almas, y que entre allí y aquí, está la región sutil. Este es el mundo físico donde tiene lugar la obra completa. Este ciclo continúa rotando. Vosotros hijos Brahmins os tenéis que convertir en los que rotan el disco de la autorrealización. No son las deidades quienes se tienen que convertir en esto. Sin embargo, a los Brahmins no se les han dado estos símbolos porque son hacedores de esfuerzos. Hoy, avanzan bien. Mañana, caen. Por eso se les han dado estos símbolos a las deidades. Retratan a Shri Krishna matando a Akasur y Bakasur, etcétera con un disco. Sin embargo, de él se ha dicho que tiene la religión más elevada de la no-violencia, entonces ¿cómo podría matar? Todo eso es la parafernalia de la devoción. Donde vayáis, habrá una imagen oval (lingam) de Shiva. Se le han dado muchos nombres diferentes. Hacen tantas deidades de arcilla. Las decoran. Gastan en ello miles de rupias. Las crean, las adoran, las mantienen y después ¡las hunden! Gastan tanto dinero en la adoración de muñecas. No obtienen nada de eso. El Padre explica: toda esa devoción es para malgastar el dinero. Ellos han continuado bajando la escalera. Cuando viene el Padre, es el estado de ascenso para todos. Él lleva a todos a la tierra de la paz y a la tierra de la felicidad. No se trata de malgastar dinero en esto. Por malgastar el dinero en el camino de la devoción, os hicisteis insolventes. El Padre se sienta aquí y explica la historia de hacerse solvente e insolvente. Vosotros pertenecíais a esta dinastía de Lakshmi y Narayan, ¿verdad? El Padre ahora os da enseñanzas para cambiaros de humanos corrientes en Narayan. Esa gente relata la historia del tercer ojo y la historia de la inmortalidad, pero todo eso son mentiras. Esta es la historia del tercer ojo mediante la cual se abre el tercer ojo del conocimiento del alma. El ciclo completo entra en el intelecto. Estáis recibiendo el tercer ojo del conocimiento. También estáis escuchando la historia de la inmortalidad. El Padre inmortal os está contando la historia de la inmortalidad. Él os está convirtiendo en los amos de la tierra de la inmortalidad. Allí nunca experimentáis la muerte. Aquí la gente tiene mucho miedo de la muerte. Allí no hay miedo a morir ni hay llanto. Dejáis vuestro cuerpo viejo felizmente y tomáis uno nuevo. Aquí la gente llora mucho; este es el mundo de las lágrimas. El Padre dice: este drama está predestinado. Cada uno está interpretando su propio papel. Las deidades son conquistadoras del apego. Hay innumerables gurús en el mundo y todos ellos tienen opiniones diferentes. La opinión de cada uno es la suya propia. Aquí, hay la adoración de una deidad (diosa) del contentamiento. Las deidades del contentamiento sólo pueden existir en la edad de oro. ¿Cómo pueden existir aquí? En la edad de oro las deidades siempre están contentas. Aquí, todos tienen un deseo u otro. Allí, no hay deseos. El Padre pone contento a todos. Os hacéis multimillonarios. Debido a que allí no hay nada inalcanzable, no hay preocupación por conseguir nada. Allí no hay preocupaciones. El Padre dice: Yo soy el Otorgador de Salvación para todos. A vosotros hijos se os está dando felicidad para 21 nacimientos. Tenéis que recordar a ese Padre. Teniendo recuerdo de Él se queman vuestros pecados y os hacéis satopradhan. Estas cosas se tienen que entender. Reivindicaréis un estatus elevado y vuestros súbditos se crearán hasta el punto que expliquéis a los demás. No se os está contando la historia de algún sadhu, etcétera. Dios está sentado aquí y está explicando a través de la boca de éste. Ahora os estáis convirtiendo en deidades del contentamiento. Ahora también deberíais hacer una promesa para permanecer puros para siempre porque tenéis que ir al mundo puro. Por tanto, no os hagáis impuros. El Padre os ha enseñado esta promesa. Los seres humanos ahora organizan muchos tipos de ayuno. Achcha.

A los hijos más dulces, amados, durante tanto tiempo perdidos y ahora encontrados, amor, recuerdos y buenos días de la Madre, el Padre, BapDada. El Padre espiritual dice namasté a los hijos espirituales.

Esencia para el dharna:
1. Seguid las directrices de un Padre y permaneced contentos constantemente y convertíos en deidades de contentamiento. No tengáis deseos aquí. Obtened todos los logros del Padre y haceos multimillonarios.

2. El cine os hace los más sucios. No se os permite ver películas. Si sois valientes y podéis entender el significado entre el cine limitado y el cine ilimitado, podéis hacer servicio explicándolo.

Bendición:
Que os hagáis Señores de la materia teniendo el estado de poner un punto final, y deteniendo cualquier trastorno de la materia.

El tiempo actual es el tiempo de incremento de los trastornos. En el examen final, por un lado habrá formas temibles de la materia y por el otro lado las temibles formas de los cinco vicios. Ataques de las almas tamoguni y de los viejos sanskares vendrán en los momentos finales para aprovechar la oportunidad. En ese momento, junto al poder de empaquetar, también necesitaréis la práctica de permanecer estables un momento en vuestra forma corporal y en el momento siguiente, estable en la forma sutil, y en el siguiente momento permaneciendo estables en vuestra forma incorporal. Ved pero sin ver; oíd, pero sin oír. Cuando tenéis tal estado para poner un punto final, podréis convertiros en señores de la materia y detenercualquier trastorno de ésta.

Eslogan:
Para tener un derecho al reino libre de obstáculos, convertíos en un servidor libre de obstáculos.