14.11.20       Morning Spanish Murli        Om Shanti      BapDada       Madhuban


Esencia:
Dulces hijos, sois Raj Rishis verdaderos y vuestro deber es hacer tapasya. Solo haciendo tapasya vosotros hijos os hacéis dignos de adoración.

Pregunta:
¿Qué esfuerzo os hace dignos de adoración para siempre?

Respuesta:
Cuando hagáis esfuerzo por encender la luz del alma y hacer satopradhan a las almas tamopradhan, os haréis dignos de adoración para siempre. Los que sean descuidados y cometan errores en este tiempo llorarán mucho. Si no hacéis esfuerzo y no aprobáis, experimentaréis el castigo de Dharamraj y no seréis adorados. Los que tengan que experimentar castigo no serán capaces de levantar la mirada.

Om shanti.
El Padre espiritual os explica a vosotros hijos espirituales. En primer lugar, hijos, Él os dice que vosotros mismos os consideréis almas. Primero es el alma y después el cuerpo. En todas partes, en las exposiciones y museos y en clase, primero tenéis que advertir a todos: Consideraos un alma y recordad al Padre. Hijos, cuando vosotros os sentáis aquí, no todos os sentáis en conciencia del alma. Incluso mientras estáis sentados aquí, vuestros pensamientos divagan en todas direcciones. ¿Qué hacen en los satsangs mientras que llega el sadhu? Definitivamente tienen algunos pensamientos. Después, cuando viene el sadhu, comienzan a escuchar la historia que él relata. El Padre ha explicado: En el camino de la devoción se relata algo y la gente lo escucha. El Padre explica que todo eso es artificial; no hay nada en eso. El Deepmala que ellos celebran también es artificial. El Padre os ha dicho que el tercer ojo del conocimiento se tiene que abrir para que pueda haber luz en cada hogar. Ahora, hay oscuridad en cada hogar. Toda esa luz es externa. Vosotros os sentáis en un silencio total para encender vuestra luz. Hijos, sabéis que vuestros pecados se eliminan estabilizándoos en vuestra religión original. Solo en esta peregrinación del recuerdo se eliminan vuestros pecados de muchos nacimientos. Las luces de las almas se han apagado; todo el combustibledel poder se ha agotado. Ahora, vosotras almas, os llenaréis de nuevo a medida que os hagáis puras. Hay la diferencia como del día y la noche. La gente ahora adora mucho a Lakshmi. Algunos hijos escriben preguntando quien es más importante: si Lakshmi o la Madre Saraswati (Maa). Lakshmi únicamente pertenece a Shri Narayan. Cuando adoran a Maha-Lakshmi, la muestran con cuatro brazos. Esa imagen les representa a ambos. A eso realmente se le debería llamar la adoración de Lakshmi y Narayan; muestran una imagen de cuatro brazos porque ambos están juntos, pero los seres humanos no entienden nada. El Padre ilimitado dice: Todos se han vuelto insensatos. ¿Diría un padre físico a los hijos del mundo entero que son insensatos? Hijos, vosotros ahora sabéis quién es el Padre del mundo. Él mismo dice: Soy el Padre de todas las almas. Todos vosotros sois Mis hijos. Esos sadhus dicen que todos son Dios. Vosotros entendéis que el Padre ilimitado os está explicando a vosotras almas, conocimiento ilimitado. Los seres humanos se han vuelto conscientes de cuerpo. Dicen: Yo soy Fulano de tal. Continúan interactuando entre ellos en base a los nombres de sus cuerpos. Shiv Baba es incorporal, el Alma Suprema. El nombre de esa alma es Shiva. Solo Shiv Baba es el nombre que se le da al alma. Él es el Alma Suprema, Dios, y Su nombre es Shiva. Todas las demás almas tienen nombres dados a sus cuerpos. Shiv Baba no reside aquí; Él viene desde la morada suprema. Está la encarnación de Shiva. El Padre ahora os ha explicado que todas las almas vienen aquí para interpretar sus papeles. El Padre también tiene un papel. El Padre lleva a cabo una gran tarea aquí. Puesto que creen en Su encarnación deberían celebrar Su festividad y también tener un sello Suyo. Debería haber una festividad para esto en todos los países, porque el Padre es el Otorgador de Salvación para todos. Nadie puede conocer Su aniversario o el día de Su partida, porque Él es único. Por ello simplemente hablan de Shiv Ratri. Hijos, vosotros sabéis que durante medio ciclo es el día ilimitado y, durante la otra mitad del ciclo, la noche ilimitada. Cuando la noche llega a su fin, está el día. El Padre viene entre los dos. Este es el momento preciso. Cuando nace un bebé, se anota en el registro del municipio. Después, pasados seis días, al niño se le da un nombre. A eso se le llama la ceremonia del nombre. Algunos lo llaman “chatthi” (la ceremonia del sexto día). Hay muchos idiomas. Cuando adoran a Lakshmi, tienen fuegos artificiales, etc. Podéis preguntarles: Estáis celebrando la festividad de Lakshmi, ¿pero cuándo se sentó ella en el trono? Celebran el día de la coronación, cuando ella se sentó en el trono; no celebran su aniversario. Ponen una imagen de Lakshmi en una bandeja y le piden riqueza. No le piden nada más. En los templos piden cualquier cosa, pero en el día de Deepmala, solo piden riqueza. Sin embargo, ella no da riqueza, ¡pero esa es su fe! Cuando alguien adora con auténtica fe, es posible que él o ella reciban riqueza durante un corto período tiempo. Eso es felicidad temporal. ¡Tiene que haber felicidad permanente en algún lugar! No saben acerca del paraíso en absoluto. Nada puede compararse con el paraíso. Vosotros sabéis que durante medio ciclo hay conocimiento y durante medio ciclo hay devoción. Después hay desinterés. Se os ha explicado que este mundo es viejo y sucio y que por tanto se necesita un mundo nuevo. A Vaikunth (el Paraíso) se le llama el mundo nuevo; también se le llama el cielo, el Paraíso. Los actores en este drama son imperecederos. Hijos, vosotros ahora habéis llegado a conocer cómo vosotras almas interpretáis vuestros papeles. Baba os ha dicho: Siempre que expliquéis a la gente en una exposición, en primer lugar, mostradles esto: vuestra meta y objetivo, y explicad cómo podéis recibir liberación en la vida en un segundo. Todos definitivamente tienen que entrar en el ciclo de nacimiento y muerte. Podéis explicar muy bien usando el cuadro de la escalera. La devoción empieza en el reino de Ravan. No hay ni nombre ni rastro de devoción en la edad de oro. El conocimiento y la devoción son diferentes. Ahora vosotros tenéis desinterés en este mundo viejo. Sabéis que este mundo viejo ahora va a terminar. Un padre siempre da felicidad a sus hijos. Un padre se rompe mucho su cabeza por sus hijos. Va a los gurús y a los sabios a fin de tener un hijo, porque cree que si tiene un hijo, puede dejarle toda su propiedad. “Si tengo un hijo puedo convertirle en mi heredero”. Un padre nunca causa pesar a sus hijos. ¡Es imposible! Llorasteis tanto clamando a la Madre y al Padre. Por tanto, el Padre espiritual os muestra a vosotros hijos el camino a la felicidad. Solo el único Padre da felicidad. Solo el Padre espiritual es el Eliminador del Pesar y el Otorgador de la Felicidad. Esta destrucción es también para traer felicidad. ¿Cómo si no lograríais liberación y liberación en la vida? Sin embargo, nadie comprende esto. Solo los que son pobres y débiles vienen aquí, porque solo ellos pueden tener la fe de que son almas. Sin embargo, la conciencia de cuerpo de todos los ricos, la gente importante, se ha hecho tan fuerte, ¡ni preguntéis! Baba repetidamente os dice: Sois Raj Rishis. Los Rishis siempre hacen tapasya. Recuerdan el brahm; recuerdan el elemento de luz. Algunos incluso recuerdan a Kali, etc. Muchos sannyasis adoran a Kali. Claman a la Madre Kali. El Padre dice: En este tiempo, todos son viciosos. Se han hecho feos sentándose en la pira de la lujuria. La madre, el padre y los hijos todos son feos. Este es un tema ilimitado. En la edad de oro, nadie es feo; todos son hermosos. Hijos, el Padre os explica cuándo os hicisteis feos otra vez. Gradualmente, os hicisteis más y más impuros hasta que os volvisteis completamente feos. El Padre dice: Ravan hizo que os sentarais en la pira de la lujuria y os hizo completamente feos. Ahora Yo hago que os sentéis en la pira del conocimiento una vez más. Es a las almas a las que se tiene que hacer puras. El Padre Purificador ahora viene y os muestra cómo haceros puros. ¿Cómo podría el agua mostraros cómo haceros puros? Sin embargo, si fuerais a millones a explicarles esto, solo un puñado de esos millones lo comprendería y reivindicaría un estatus elevado. Ahora habéis venido al Padre para reivindicar vuestra herencia para 21 nacimientos. A medida que progreséis más, tendréis muchas visiones. Lo sabréis todo acerca de vuestro estudio. Los que sean descuidados en este tiempo, llorarán muchísimo después. Se experimentará mucho castigo y vuestro estatus también se destruirá. No seréis capaces de levantar vuestra mirada. Por ello el Padre dice: Mis más dulces hijos, haced esfuerzos y aprobad de forma que no tengáis que experimentar castigo. Solo entonces os haréis dignos de adoración. Si tenéis que experimentar castigo, no podréis ser adorados. Hijos, tenéis que hacer muchísimo esfuerzo. Tenéis que encender las luces de las almas. En el presente, las almas se han vuelto tamopradhan, por tanto, se les tiene que hacer satopradhan. Un alma es solo un punto; es una estrella. No podéis darle ningún otro nombre. Hijos, Baba os ha explicado que algunos de vosotros han tenido visiones de esto. Está el ejemplo de Swami Vivekananda y Ramakrishna Paramhans. Éste vio una luz saliendo del otro, y eso solo podría haber sido un alma. Pensó que se había fundido en él. Un alma no puede venir y fundirse en nadie. Un alma se va y toma otro cuerpo. Al final, veréis mucho de esto. No hay nada que esté más allá del nombre o la forma. Se dice que el cielo es un espacio vacío, pero aun así tiene un nombre. Vosotros hijos comprendéis que el establecimiento tiene lugar cada ciclo y que, definitivamente, tendrá lugar ahora. Nosotros Brahmins seguimos haciendo esfuerzos número indefinido. Cada segundo que pasa se dice que es el drama. El ciclo del mundo entero sigue girando. Este ciclo es de 5000 años y continúa moviéndose como un piojo; el tiempo continúa pasando. Vosotros, los más dulces hijos, ahora simplemente tenéis que recordar al Padre. Mientras camináis, os movéis y lo hacéis todo, ¡recordad al Padre! Solo hay beneficio en esto. A veces Maya os abofeteará. Vosotros sois Brahmins y tenéis que convertir a otros en Brahmins, similares a vosotros mismos, como hacen las mariposas nocturnas que zumban. Esa mariposa nocturna que zumba es solo un ejemplo. Vosotros sois Brahmins verdaderos. Sois vosotros Brahmins los que tenéis que convertiros en deidades. Para eso tenéis la edad de la confluencia, para convertiros en los seres humanos más elevados. Venís aquí a fin de convertiros en los humanos más elevados. Sin embargo, primero definitivamente tenéis que convertiros en Brahmins. Está el alto copete de los Brahmins. Podéis explicar a los sacerdotes brahmins: Está vuestro clan brahmin, pero no hay reino brahmin. ¿Quién estableció vuestro clan? ¿Quién es vuestro sénior o responsable? Cuando les expliquéis se pondrán muy felices. La gente da mucha consideración a esos brahmins porque relatan las escrituras, etc. Antiguamente, los sacerdotes brahmins solían atar el rakhi. Actualmente, los niños lo hacen. Vosotros tenéis que atar un rakhi a aquellos que hacen una promesa de permanecer puros. Definitivamente se ha de hacer una promesa. Estamos haciendo esta promesa para hacer a Bharat pura de nuevo. Tenéis que haceros puros y también hacer puros a otros. Nadie más tiene el poder para decir esto. Sabéis que haciéndoos puros en este último nacimiento os convertiréis en los amos del mundo puro. Este es vuestro negocio. No hay otros seres humanos así. Tenéis que hacerles que presten este juramento. El Padre dice: ¡La lujuria es el mayor enemigo! ¡Conquistad esto! Conquistándola, os convertiréis en los conquistadores del mundo. Lakshmi y Narayan definitivamente hicieron esfuerzos en su nacimiento previo. Así es como se convirtieron en Lakshmi y Narayan. Podéis decir a la gente qué hicieron ellos para recibir su estatus. No hay nada por lo que confundirse en esto. Vosotros no experimentáis felicidad de este Deepmala, etc. Vosotros tenéis la felicidad de que ahora pertenecéis al Padre y de que vais a recibir vuestra herencia de Él. ¡La gente gasta tanto en el camino de la devoción! Hay mucha pérdida. A veces, incluso hay un fuego. Sin embargo, no entienden nada. Vosotros sabéis que ahora vais a ir a vuestro nuevo hogar. El ciclo se repetirá idénticamente. Esta es una película ilimitada; es una diapositiva ilimitada. Ahora que pertenecéis al Padre ilimitado, deberíais tener tal felicidad que explote dentro de vosotros. Definitivamente reivindicaremos nuestra herencia del paraíso del Padre. El Padre dice: ¡Haced esfuerzos y tomad todo lo que queráis. Definitivamente tenéis que hacer esfuerzos. Solo haciendo esfuerzos os podéis hacer elevados. Este Baba (hombre mayor) se puede hacer muy elevado; ¿no podéis convertiros vosotros en lo mismo? Achcha.

A los hijos más dulces, amados, durante tanto tiempo perdidos y ahora encontrados, amor, recuerdos y buenos días de la Madre, el Padre, BapDada. El Padre espiritual dice namasté a los hijos espirituales.

Esencia para el dharna:
1. Así como el Padre siempre da felicidad a Sus hijos, así también vosotros debéis convertiros en otorgadores de felicidad. Mostrad a todos el camino a la liberación y a la liberación en la vida.

2. Haced tapasya para haceros conscientes del alma. Convertíos en renunciantes ilimitados de este viejo mundo sucio.

Bendición:
Que seáis un alma contenta que hace la ofrenda de todos los defectos invocando virtudes divinas.

En Deepawali, se presta especial atención a la limpieza y a ganar un ingreso. De la misma forma, vosotros también mantenéis el propósito de tener limpieza en cada forma y en ganar un ingreso y, de ese modo os convertís en un alma contenta. Solo teniendo contentamiento podréis invocar todas las virtudes divinas. Entonces, la ofrenda de todos los defectos se hará automáticamente. Terminad con todas las debilidades, defectos, falta de fuerza y delicadeza en vosotros mismos y comenzad una cuenta nueva. Poneos las ropas nuevas de los sanskars nuevos y celebrad el verdadero Deepawali.

Eslogan:
Para permanecer constantemente sentados en el asiento del autorrespeto, ajustad muy bien el cinturón de la determinación.