15.02.20       Morning Spanish Murli        Om Shanti      BapDada       Madhuban


Esencia:
Dulces hijos, verted el aceite del conocimiento y el yoga en la lámpara del alma para que la luz permanezca encendida. Entended muy claramente la diferencia entre conocimiento y yoga.

Pregunta:
El Padre no puede hacer Su tarea mediante inspiraciones. Él tiene que venir aquí personalmente. ¿Por qué?

Respuesta:
Porque los intelectos de los seres humanos son totalmente tamopradhan. Un intelecto tamopradhan no puede captar una inspiración. Debido a que el Padre vino ellos cantan: “¡Deja Tu trono en el cielo!”.

Canción:
“¡Deja Tu trono en el cielo!”

Om shanti.
Los devotos escribieron esta canción. Sin embargo, el cielo está aquí en esta morada. Nadie viene del cielo. Ellos hablan del trono en el cielo. Vosotros ahora residís bajo el elemento del cielo, mientras que el Padre reside en el gran elemento de luz .A eso se le llama el elemento brahm y el gran elemento de luz donde residen las almas. Por tanto, seguramente sería de allí de dónde vendría el Padre. Alguien tiene que venir. Ellos cantan: “Ven y enciende nuestras luces”. También se recuerda que están los hijos ciegos del ciego y los hijos iluminados del iluminado. Los nombres “Dhritarashtra” y “Yudhishthira” les simbolizan a ellos. Están los hijos de Ravan. Ravan es Maya. Todos tienen un intelecto maligno mientras que vosotros tenéis intelectos Divinos. Ahora el Padre está desbloqueando vuestros intelectos, en cambio Ravan os bloquea. Cuando alguien no entiende nada se dice que tiene un intelecto de piedra. El Padre tiene que venir aquí para encender vuestras lámparas. Él no trabaja mediante inspiraciones. La fuerza de las almas que eran satopradhan ahora se ha reducido por completo. Se han hecho tamopradhan; se han hecho débiles. Cuando muere una persona, encienden una lámpara. ¿Por qué encienden una lámpara? Encienden una lámpara porque creen que cuando se enciende una lámpara esa alma no está en la oscuridad. ¿Cómo podría haber luz allí si encienden una lámpara aquí? No entienden nada. Vosotros os estáis convirtiendo ahora en los que tienen intelectos que entienden. El Padre dice: Ahora Yo os estoy convirtiendo en los que tienen intelectos limpios. Yo vierto el aceite del conocimiento sobre vosotros. También tenéis que entender que conocimiento y yoga son dos cosas diferentes. Al yoga no se le puede llamar conocimiento. Alguna gente piensa que Dios vino y dio este conocimiento, diciendo: ¡Recordadme! Sin embargo, a eso no se le debería llamar conocimiento. Aquí, están el Padre y los hijos. Hijos, vosotros sabéis que Él es vuestro Baba. Eso no es cuestión de conocimiento. El conocimiento es el detalle, mientras que eso es simplemente recuerdo. El Padre dice: Recordadme. ¡Eso es todo! Este es un tema común; no se le debería llamar conocimiento. Un niño nace y después, sin duda, recordará a su padre. El conocimiento es el detalle. El Padre dice: Recordadme, pero eso no es conocimiento. Cada uno de vosotros puede entender por sí mismo que sois almas y que vuestro Padre es el Alma Suprema, Dios. ¿Se le llamaría a eso conocimiento? Ellos claman al Padre. Conocimiento significa conocimiento, así como, por ejemplo, alguien que está estudiando un M.A. o un B.A., tiene muchos libros de ese conocimiento para estudiar. El Padre dice: Vosotros sois Mis hijos y Yo soy vuestro Padre. Tened yoga sólo Conmigo, es decir, ¡recordadme sólo a Mí! A este recuerdo no se le llama conocimiento. Vosotras las almas sois Mis hijos de todos modos. Vosotras almas nunca sois destruidas. Cuando muere alguien y se invoca a esa alma, su cuerpo habrá sido destruido. ¿Cómo podrá esa alma comer la comida que se le ofrece? Es el sacerdote brahmán el que se come la comida. Sin embargo, todo eso es el sistema del camino de la devoción. El camino de la devoción no terminará solo porque lo digamos nosotros. Eso continúa ocurriendo. Un alma deja un cuerpo y adopta otro. Hijos, la diferencia entre conocimiento y yoga debería estar muy clara en vuestros intelectos. Cuando el Padre dice: Recordadme, eso no es conocimiento, es la directriz del Padre. A eso se le llama yoga. Conocimiento significa saber cómo gira el ciclo del mundo. A esto se le llama conocimiento. Yoga significa recuerdo. El deber de los hijos es recordar al Padre. Esos padres son físicos, mientras que este es el Padre parlokik. El Padre dice: Recordadme. Por tanto, el conocimiento es distinto del recuerdo. ¿Se les tiene que decir a los hijos que recuerden a su padre? Tan pronto como nace un niño, él recuerda a su padre físico. Aquí, se os tiene que hacer recordar al Padre. Este recuerdo es lo que requiere esfuerzo. Consideraos que vosotros mismos sois almas y recordad al Padre. Este trabajo requiere un gran esfuerzo. Por eso Baba dice: No podéis permanecer en yoga constantemente. Los hijos escriben a Baba y dicen que se olvidan de recordar a Baba. Nunca dicen que olvidan el conocimiento. El conocimiento es muy fácil. El recuerdo no puede ser conocimiento. En este recuerdo vienen muchas tormentas de Maya. Aunque algunos puede que sean muy listos en este conocimiento y den el conocimiento muy bien a otros, Baba os pide a todos vosotros que escribáis una gráfica de vuestro recuerdo. ¿Durante cuánto tiempo permanecéis en el recuerdo? Mantened una gráfica precisa del recuerdo de Baba que tenéis y mostrádsela a Él. El recuerdo es lo principal. Son los impuros los que claman: ¡Ven y purifícanos! Lo principal es hacerse puro. En esto, Maya crea obstáculos. Dios Shiva dice: Todos son muy débiles en el recuerdo. Hijos muy buenos que pueden hablar el conocimiento muy bien, son extremadamente débiles en su recuerdo. Sólo teniendo yoga se pueden absolver vuestros pecados. Sólo teniendo yoga vuestros órganos de los sentidos se vuelven totalmente calmados y pacíficos. Entonces, no habrá recuerdo de nadie excepto del único Baba. No habrá el recuerdo del cuerpo de nadie. Vosotras almas sabéis que este mundo entero se va a destruir. Nosotros ahora estamos a punto de regresar al hogar y después bajaremos aquí a nuestro reino. Esto debería estar constantemente en vuestros intelectos. Vosotras almas debéis mantener en vuestro interior el conocimiento que recibís. El Padre es el Señor del Yoga (Yogeshwar); Él es Aquel que enseña recuerdo. De hecho. Dios no puede ser Yogeshwar, como dicen ellos. Vosotros sois yogeshwar. Dios, el Padre, dice: Recordadme. Es Dios, el Padre, quien os enseña recuerdo. Ese Padre incorporal habla a través de este cuerpo y vosotros los hijos Le escucháis a través de vuestros cuerpos. Algunos de vosotros sois muy débiles en el yoga; ¡no tenéis recuerdo en absoluto! Por tanto, se tendrá que experimentar castigo por todos los pecados que se han cometido durante muchos nacimientos. Los que vengan aquí y después cometan pecados experimentarán cien veces de castigo. Aunque hablen mucho conocimiento, no tienen yoga en absoluto y por eso no se queman sus pecados y permanecen débiles. Por esto el auténtico rosario se crea sólo con ocho. Se recuerdan nueve joyas. ¿Habéis escuchado alguna vez sobre las 108 joyas? Nadie hace una joya de 108 joyas. Hay muchos de vosotros que no entienden estos aspectos. Al recuerdo no se le puede llamar conocimiento. Se ha llamado conocimiento al ciclo del mundo. No hay conocimiento en las escrituras. Esas escrituras pertenecen al camino de la devoción. El Padre mismo dice: No Me lográis a través de ellas. Yo vengo para elevar a todos esos sabios y hombres santos, etc. Ellos creen que se fundirán en el elemento brahm, y ponen el ejemplo de las burbujas fundiéndose en el agua. Vosotras almas ya no decís esto. Vosotras almas entendéis que sois los hijos del Padre. Ellos también utilizan las palabras: “Recordadme sólo a Mí,” pero no entienden lo que significa eso. Dicen que ellos son almas, pero no tienen absolutamente ningún conocimiento de lo que es un alma o de lo que es el Alma Suprema. Sólo el Padre viene y da este conocimiento. Vosotros ahora entendéis que ese es el hogar de las almas. Todo el árbol genealógico existe allí. Cada alma ha recibido su propio papel. Nadie sabe quién es el que da felicidad y quién es el que causa pesar. La devoción es la noche y el conocimiento es el día. Tropezáis de un lado a otro durante 63 nacimientos y después vengo Yo y os doy conocimiento, pero ¿cuánto tiempo lleva esto? Tarda un segundo. Se recuerda “Liberación en la vida se logra en un segundo”. Ese es vuestro Padre y Él es el Purificador. Recordándole os hacéis puros. Está el ciclo de las edades de oro, plata, cobre y de hierro. Ellos incluso conocen estos nombres, pero tienen tales intelectos de piedra que ninguno de ellos conoce los periodos de tiempo. Incluso entienden que ahora es la oscuridad extrema de la edad de hierro. Sin embargo, si la edad de hierro durara tanto como ellos dicen, habría incluso más oscuridad. Por esto se ha recordado que todos estaban durmiendo en el sueño de Kumbhakarna cuando tuvo lugar la destrucción. Incluso si ellos escuchan un poco de conocimiento, se pueden convertir en parte de los súbditos. ¡Hay una diferencia tan grande entre Lakshmi y Narayan y los súbditos! Sólo hay Uno que enseña. Cada uno tiene su propia fortuna. Unos reivindican una beca, otros suspenden. ¿Por qué se ha representado a Rama con el símbolo de un arco y una flecha? Porque él suspendió. Este es el lugar de estudio del Gita. Algunos no son dignos de reivindicar ninguna nota en absoluto. Yo, el alma, soy un punto. El Padre también es un punto. Así es cómo deberíais recordarle. ¿Qué estatus reivindicarán los que no entienden este aspecto? Cuando no permanecéis en el recuerdo hay una pérdida enorme. El poder del recuerdo realiza maravillas. Hace que vuestros órganos de los sentidos se hagan totalmente pacíficos y calmados. Ellos no se hacen pacíficos a través del poder del conocimiento; se hacen pacíficos a través del poder del yoga. La gente de Bharat clama: “Ven y danos el conocimiento del Gita”, pero ¿quién vendrá? El alma de Krishna está aquí. Nadie está sentado allá arriba en un trono de manera que tengáis que llamarle. Algunos dicen que recuerdan el alma de Cristo, pero esa alma está aquí. No saben que el alma de Cristo también está aquí y no puede regresar. Las almas de Lakshmi y Narayan son el primer número. Son ellos los que tienen los 84 nacimientos completos. Ellos no pueden regresar todavía, entonces, ¿cómo podría regresar alguien más? Todo esto se puede calcular. Lo que sea que digan los seres humanos, todo es falso. Durante la primera mitad del ciclo está la tierra de la verdad, y durante la otra mitad está la tierra de la falsedad. Vosotros ahora tenéis que explicar a todos: Todos son residentes del infierno y los residentes de Bharat se van a convertir en los residentes del paraíso una vez más. Ellos estudian tantas escrituras, Vedas y Upanishads, etc. ¿Pueden recibir liberación haciendo eso? Tienen que continuar bajando. Definitivamente todo tiene que pasar por el estado sato, rajo y tamo. Nadie tiene el conocimiento del lugar llamado el mundo nuevo. El Padre se sienta aquí y personalmente explica cuándo y quién estableció la religión de las deidades. La gente de Bharat no sabe nada. Hijos, el Padre os ha explicado que, no importa lo buenos que podáis ser en el conocimiento, algunos suspenden en el yoga. Si no tenéis yoga, vuestros pecados no se pueden absolver y no podéis reivindicar un estatus alto. Los que están intoxicados en el yoga son los que reivindican un estatus alto. Sus órganos de los sentidos se vuelven totalmente calmados. Lo olvidan todo, incluida toda la conciencia de sus propios cuerpos. Yo soy sin cuerpo y ahora tengo que regresar al hogar. Cuando os sentéis, cuando os mováis, tened la conciencia de que ahora tenéis que renunciar a vuestros cuerpos. Nosotros hemos representado nuestros papeles; ahora tenemos que regresar al hogar. Se os ha dado el conocimiento que tiene el Padre. Él no tiene que recordar a nadie. Hijos, sois vosotros los que tenéis que recordarle a Él. Al Padre se Le llama el Océano del Conocimiento; no se Le llama el Océano del Yoga. Él se presenta a Sí mismo y os da el conocimiento del ciclo. Al recuerdo no se le llama conocimiento. Los hijos recuerdan a su padre automáticamente. Hijos, tenéis que tener recuerdo. Si no, ¿cómo podréis reivindicar vuestra herencia? Ya que Él es vuestro Padre, sin lugar a dudas, reclamáis vuestra herencia de Él. El Padre explica el conocimiento de cómo tenéis 84 nacimientos y cómo cambiáis de tamopradhan a satopradhan y de satopradhan a tamopradhan. Ahora tenéis que haceros satopradhan teniendo recuerdo del Padre. Vosotros, hijos espirituales, habéis venido aquí al Padre espiritual. Él necesita el soporte de un cuerpo. Dice: Yo entro en el cuerpo viejo de éste cuando él está en su etapa de retiro. El Padre viene ahora, en este tiempo, cuando hay beneficio para el mundo entero. Éste es el “Carruaje Afortunado”. Mucho servicio tiene lugar a través de él. Para dejar la conciencia de vuestro cuerpo, necesitáis recuerdo. No es cuestión de conocimiento esto. Debéis enseñar más el recuerdo. El conocimiento es fácil; incluso un niño pequeño puede darlo. Es el recuerdo lo que requiere esfuerzo. Que haya recuerdo de Uno; esto se llama recuerdo sin adulterar. Recordar el cuerpo de alguien es recuerdo adulterado. Teniendo este recuerdo olvidáis a todos los demás y os hacéis sin cuerpo. Achcha.

A los hijos más dulces, amados, durante tanto tiempo perdidos y ahora encontrados, amor, recuerdos y buenos días de la Madre, el Padre, BapDada. El Padre espiritual dice namaste a los hijos espirituales. 

Esencia para el dharna:
1. Haced calmados y pacíficos vuestros órganos de los sentidos con el poder del recuerdo. Para aprobar completamente, recordad al Padre con precisión y haceos puros.

2. Debería permanecer en vuestro intelecto mientras estáis sentados y cuando os movéis, que ahora tenéis que renunciar a vuestro cuerpo viejo y regresar al hogar. Lo mismo que el Padre tiene todo el conocimiento, así vosotros tenéis que convertiros en un hijo océano de conocimiento.

Bendición:
Que seáis un hijo Parasnath (Señor de la Divinidad), que convierte a las almas de la edad de hierro en seres divinos.

Todos vosotros sois un hijo parasnath, hijos del Padre Parasnath. Por tanto, no importa cuánto pueda ser de la edad de hierro un alma, con vuestra compañía, incluso el hierro se hace divino. Nunca penséis: Este es como el hierro. La especialidad de una piedra filosofal es cambiar el hierro el oro. Constantemente mantened en vuestra conciencia este propósito y sus cualificaciones, cuando creáis cada pensamiento y realizáis cada acción. Solo entonces experimentaréis rayos de luz irradiando de vosotros, el alma, dando a todas las almas el poder para hacerse de oro.

Eslogan:
Realizad cada tarea con coraje y experimentaréis el respeto de todos.