15.10.21       Morning Spanish Murli        Om Shanti      BapDada       Madhuban


Esencia:
Dulces hijos, mientras realicéis acciones considerad que sois Mis enamorados y recordadme a Mí, el único Amado. Es solo teniendo recuerdo que os volveréis puros e iréis al mundo puro.

Pregunta:
¿Qué órdenes os ha dado el Padre a vosotros hijos en el tiempo de la guerra del Mahabharat?

Respuesta:
Hijos, las órdenes del Padre son: ¡sed conscientes del alma! Dadles a todos este mensaje: ahora recordad al Padre y el reino y reformad vuestro comportamiento. Haceos muy, muy dulces. No le causéis pesar a nadie. Inculcad el hábito de permanecer en el recuerdo y convertíos en el que rota el disco de la autorrealización. Haced esfuerzos para avanzar.

Om shanti.
Vosotros hijos estáis sentados en el recuerdo del Padre. No hay ninguna otra reunión espiritual en donde todos digan que todos ellos están sentados en el recuerdo del Padre; este es el único lugar. Hijos, sabéis que Baba ha dado la directriz: continuad recordando al Padre mientras viváis. Solo el Padre parlokik dice: oh hijos. Todos los hijos Le están escuchando. Él no solo os lo está diciendo a vosotros hijos, sino diciéndoles a todos: hijos, permaneced en el recuerdo del Padre de forma que vuestros pecados de muchos nacimientos, con los cuales habéis acumulado óxido, todos se puedan eliminar y vosotras almas os podáis hacer satopradhan. Originalmente vosotras almas erais satopradhan y después, mientras interpretabais vuestro papel os hicisteis tamopradhan. Nadie, excepto el Padre, puede hablar estas versiones elevadas. Un padre físico quizás tendría de dos a cuatro hijos. Se les diría que canten el nombre de Rama o que canten el nombre del Purificador Rama que pertenece a Sita, o se les diría que recuerden a Shri Krishna. Él no diría: oh hijos, ahora recordadme a mí, vuestro padre. Su padre está en casa de todos modos, así que no se trata de recordarle a él. El Padre ilimitado les dice esto a las almas encarnadas. Son las almas las que están sentadas delante del Padre. El Padre de vosotras las almas solo viene una vez después de 5000 años, cuando vosotras almas os encontráis con el Alma Suprema. El Padre dice: Yo vengo y os enseño esta lección cada ciclo. Oh hijos, habéis estado recordándome: ¡oh Purificador, ven! Yo sin duda vengo. De lo contrario, ¿durante cuánto tiempo continuaríais recordándome? Definitivamente habría un límite. La gente no conoce el límite de la edad de hierro, es decir, cuándo termina. El Padre también os tiene que decir esto. Excepto el Padre, nadie diría: ¡oh hijos, recordadme a Mí! Lo principal es el recuerdo. No es gran cosa recordar el ciclo de la creación. Solo se requiere esfuerzo para recordar al Padre. El Padre dice: durante medio ciclo está el camino de la devoción, y durante la otra mitad está el camino del conocimiento. El conocimiento es la recompensa que recibís durante medio ciclo, y después recibís la recompensa de la devoción durante medio ciclo. Esta es la recompensa de la felicidad y la otra es la recompensa del pesar. Se ha creado la obra de la felicidad y el pesar. Hay felicidad en el mundo nuevo y pesar en el mundo viejo. La gente no sabe nada acerca de estas cosas. Ellos dicen: ¡elimina nuestro pesar y danos felicidad! El reino de Ravan continúa durante medio ciclo. Ninguno de ellos sabe que nadie, excepto el Padre, puede quitaros vuestro pesar. Los médicos curan enfermedades del cuerpo, pero eso es temporal. Esto es permanente durante medio ciclo. Al mundo nuevo se le llama paraíso. Sin duda todos serían felices allí. ¿Dónde estaría todo el resto de las almas? Nadie es capaz de pensar sobre estas cosas. Sabéis que este estudio es algo nuevo y que Aquel que os está enseñando también es nuevo. Dios dice: Yo os convierto en reyes de reyes. Es verdad que solo hay una religión en la edad de oro, y por eso todas las demás religiones sin duda habrían sido destruidas. Ahora sabéis lo que es el mundo nuevo, lo que es el mundo viejo y quiénes residen en la edad de oro. En la edad de oro está el reino de la única religión original eterna de las deidades. Se trata solo de ayer. Esta es una historia de 5000 años. El Padre os cuenta que hace 5000 años existía en Bharat el reino de las deidades. Teniendo 84 nacimientos, ellas ahora se han hecho impuras. Por eso ahora claman: ven y purifícanos. Todas las almas puras residen allí, en el mundo incorporal. Después bajan para interpretar su papel y entonces pasan por los estados sato, rajo y tamo. Los que son satopradhan se dice que no tienen vicios. Los que son tamopradhan se llaman a sí mismos viciosos. Ellos creen que las deidades no tenían vicios y que ellos son viciosos. Por eso el Padre dice: este conocimiento se asentará rápidamente en el intelecto de los adoradores de las deidades, porque pertenecen a la religión de las deidades. Vosotros ahora sabéis que erais dignos de adoración y que después os convertisteis en adoradores. Los cristianos adoran a Cristo porque pertenecen a esa religión. Vosotros también sois adoradores de las deidades y entonces significa que pertenecéis a esta religión. Las deidades no tenían vicios y ahora se han vuelto viciosas. Hay muchas agresiones debido el vicio. El Padre dice: recordándome, vuestros pecados serán absueltos y os volveréis constantemente felices. Aquí hay pesar constante y felicidad temporal. Allí, aunque haya una diferencia en el estatus de cada uno, todos permanecen felices. Hay un reino de felicidad y también un reino de pesar. Cuando el Padre viene, el reino de los reyes viciosos llega a su fin porque termina la recompensa de este tiempo. Vosotros hijos sabéis ahora que tenéis que seguir el shrimat del Padre. El Padre dice: tal como Yo soy el Océano de la Paz y el Océano del Amor, así os hago iguales. Esta alabanza pertenece al único Padre; no es la alabanza de ningún ser humano. Vosotros hijos sabéis que el Padre es el Océano de la Pureza. Cuando nosotras las almas residimos en la morada suprema, somos puras. Solo vosotros hijos tenéis este conocimiento divino. Nadie más puede tenerlo. Así como Dios es el Océano del Conocimiento y Aquel que os da la herencia del paraíso, así definitivamente tiene que hacer a Sus hijos iguales a Él Mismo. Antes no teníais la presentación del Padre. Ahora sabéis que Dios, cuya alabanza es muy elevada, nos está haciendo igual de elevados, y por eso os tenéis que hacer así de elevados. Algunos dicen: este tiene muy buenas virtudes divinas; es como una deidad. Se dice que es una buena persona alguien que tiene una naturaleza pacífica y nunca difama o insulta a nadie. Sin embargo, no conoce al Padre o el ciclo del mundo. El Padre viene ahora y os convierte en los amos de la tierra de la inmortalidad. Nadie, excepto el Padre, os puede convertir en los amos del mundo nuevo. Este es el mundo viejo y ese es el mundo nuevo. Allí está el reino de las deidades. Ese reino no existe en la edad de hierro, pero sí todos los demás reinos. Ahora van a ser destruidos todos los innumerables reinos y se va a establecer el único reino. Solo cuando ya no existe el reino, el Padre viene y lo establece. Excepto el Padre, nadie puede hacer esto. Vosotros hijos deberíais tener mucho amor por el Padre; seguramente haríais lo que el Padre os diga que hagáis. Primero el Padre dice: recordadme y haced servicio mostrándoles el camino a otros. Los que pertenecen a la religión de las deidades, sin duda serán afectados por esto. Nosotros solo alabamos al único Padre. El Padre tiene virtudes, y por lo tanto, solo Él viene para hacernos virtuosos. El Padre dice: ¡hijos, haceos muy dulces! Sentaos y explicadles a los demás con amor: Dios dice: constantemente recordadme solo a Mí y Yo os convertiré en los amos del paraíso. Ahora tenéis que regresar al hogar. La gran destrucción del mundo viejo está justo delante. Anteriormente también, cuando Dios enseñó Raja Yoga, tuvo lugar la gran guerra del Mahabharat. Ahora hay innumerables religiones. En la edad de oro solo había la única religión que ahora ha desaparecido. Ahora el Padre viene y establece la única religión y destruye las innumerables religiones. El Padre explica: Yo creo este fuego de sacrificio y os cuento la historia de la inmortalidad para llevaros a la tierra de la inmortalidad. Si queréis ir a la tierra de la inmortalidad, la tierra de la muerte sin duda se tiene que destruir. El Padre es el Creador del mundo nuevo. Así que Él definitivamente tiene que venir aquí. Las llamas de la destrucción están justo delante. Entonces la gente creerá que estáis diciendo la verdad y que esa es la misma guerra del Mahabharat. Eso es muy famoso, y entonces sin duda Dios también tiene que existir aquí en este tiempo. También les podéis decir cómo viene Dios. Podéis decirles a todos que Dios os explica directamente. Él dice: ¡recordadme! En la edad de oro todos son satopradhan, mientras que ahora son tamopradhan. Ahora, volveos satopradhan una vez más, de modo que podáis ir a la liberación y a la liberación en la vida. El Padre dice: únicamente recordándome solo a Mí os haréis satopradhan y os convertiréis en los amos del mundo satopradhan. Nosotros somos guías espirituales en la peregrinación de “Manmanabhav”. El Padre viene y establece las religiones Brahmin y de las dinastías del sol y de la luna. El Padre dice: si no Me recordáis, la carga de pecados de muchos nacimientos no se eliminará. Este es vuestro mayor interés. ¡Oh Mis enamorados, mientras realizáis acciones y hacéis vuestros negocios, recordadme a Mí, vuestro Amado! Cada uno de vosotros tiene que cuidar de sí mismo por completo. ¡Recordad al Padre! No hagáis nada pecador. Continuad dando el mensaje del Padre en cada hogar y decidles a ellos que Bharat era el paraíso y que era el reino de Lakshmi y Narayan. Ahora es el infierno. Esta es la misma guerra del Mahabharat para destruir el infierno. ¡Ahora haceos conscientes del alma! La orden del Padre es: ya sea que lo aceptéis o no, Yo he venido para daros un mensaje. La orden del Padre es: contadles a todos el mensaje del Padre. Algunos hijos le preguntan al Padre qué servicio deberían hacer. Baba dice: continuad dando el mensaje. Recordad al Padre y vuestro reino, y vuestros pensamientos finales os llevarán a vuestro destino. Id a los templos y a los Gita pathshalas. A medida que progreséis más, os encontraréis con mucha gente. Tenéis que elevar a los que pertenecen a la religión de las deidades. El Padre explica: ¡volveos muy, muy dulces! Si vuestro comportamiento es malo, vuestro estatus se destruirá. No le causéis pesar a nadie. Queda muy poco tiempo. Recordad al Padre amado de quien recibís el reino del paraíso. Si alguno de vosotros es incapaz de dar conocimiento, solo sentaos delante del cuadro de la escalera y pensad: tenemos nacimientos de esta forma y es así como el ciclo sigue rotando. Entonces podréis hablar con naturalidad. Cualquier cosa que pensáis internamente, sin duda sale externamente. Nos volveremos puros recordando al Padre y después gobernaremos en el mundo nuevo. Ahora es nuestro estado de ascenso. Debería haber esta felicidad en el interior. Iremos a la tierra de la liberación y después a la tierra de la liberación en la vida. El ingreso es muy grande. Podéis hacer vuestros negocios, etc., pero simplemente haced que vuestro intelecto recuerde al Padre. Se tiene que inculcar el hábito del recuerdo. Convertíos en los que rotan el disco de la autorrealización. Si vuestro comportamiento es malo, no podréis embeber el conocimiento y no podréis explicárselo a nadie. Haced esfuerzos para seguir adelante. No os quedéis atrás. Haciendo servicio en las exposiciones experimentaréis mucha felicidad. Simplemente decidles: el Padre dice: recordadme. Recordando seres corporales acumuláis pecados. Yo soy Aquel que os da la herencia. Soy el Padre de todos. Yo vengo y os llevo a la liberación y a la liberación en la vida. Deberíais estar muy interesados en hacer servicio en las exposiciones y ferias. Prestad atención al servicio. Vosotros hijos deberíais pensar en estas cosas por vosotros mismos. Achcha.

A los hijos más dulces, amados, durante tanto tiempo perdidos y ahora encontrados, amor, recuerdos y buenos días de la Madre, el Padre, BapDada. El Padre espiritual dice namasté a los hijos espirituales.

Esencia para el dharna:
1. Tened amor completo por el único Padre. Mostradles a todos el camino verdadero. Mientras lleváis a cabo vuestros negocios, cuidad totalmente de vosotros mismos. Permaneced en el recuerdo del Único.

2. Tened un gran interés en hacer servicio. Reformad vuestra conducta y convertíos en los que rotan el disco de la autorrealización.

Bendición:
Que tengáis la conciencia de Karankaravanhar (Aquel que inspira y el que hace) y experimentéis un yoga fácil y os convirtáis en una personificación del éxito.

Mientras lleváis a cabo cualquier tarea, tened la conciencia de quién es la espina dorsal, Aquel que os convirtió en un instrumento. No podéis lograr el éxito en cualquier tarea sin una espina dorsal. Por tanto, mientras llevéis a cabo cualquier tarea, simplemente pensad que sois un instrumento y que el Padre Mismo Todopoderoso es el que lo está haciendo todo. Realizad acciones con esta conciencia y seguiréis experimentando que el yoga es fácil. Este yoga fácil entonces os capacitará a gobernar el reino fácilmente. Vuestros sanskares de aquí os llevarán allá.

Eslogan:
Los deseos son como sombras, si les dais la espalda os seguirán.