16.03.19       Morning Spanish Murli        Om Shanti      BapDada       Madhuban


Esencia:
Dulces hijos, considerad que sois hermanos, almas, y que tenéis amor espiritual unos por otros. Si queréis haceros satopradhan, no critiquéis a nadie.

Pregunta:
¿En base a qué podéis reivindicar una herencia de miles de millones del Padre?

Respuesta:
Para reivindicar una herencia de muchos millones del Padre, permaneced en la peregrinación del recuerdo. Olvidadlo todo excepto al Padre. No perdáis vuestro tiempo en cosas tales como: Tal y cual es así. Tal y cual hace eso. El destino es muy elevado, por eso mantened siempre la meta de haceros satopradhan. Continuad manteniéndoos cerca del Padre con amor. Continuad revisándoos a un nivel sutil y entonces podréis reivindicar vuestra herencia completa.

Om shanti.
Hijos, vosotros que ahora estáis sentados aquí, sabéis que el Padre ilimitado os está haciendo satopradhan una vez más. El método principal que Él os dice que uséis es el de consideraros que sois hermanos, almas. La principal enseñanza que se os ha dado es que tengáis mucho amor espiritual unos por otros. Teníais amor espiritual pero ya no lo tenéis. La cuestión del amor no surge en el mundo incorporal. Por tanto, el Padre ilimitado viene y da enseñanzas: Hijos, mientras decís: “hoy, mañana”, el tiempo va pasando; días, meses y años están pasando. El Padre os ha dicho que erais como Lakshmi y Narayan. ¿Quién os hizo así? El Padre. El Padre también ha explicado cómo bajasteis. El tiempo ha estado pasando mientras bajabais gradualmente desde arriba. Ese día ha pasado; ese mes ha pasado; el año ha pasado y ese periodo de tiempo ha pasado. Entendéis que al principio erais satopradhan; teníais mucho amor unos por otros. El Padre os ha dado a todos vosotros hermanos, la enseñanza de que vosotros hermanos deberíais tener mucho amor unos por otros. Yo soy vuestro Padre. Yo cuido de vosotros con mucho amor. Yo os hago satopradhan de ser tamopradhan. Vuestra meta y objetivo es haceros satopradhan. Entendéis que cuanto más satopradhan os hagáis, más felicidad experimentaréis. Erais satopradhan. Vosotros hermanos vivíais unos con otros con gran amor. Ahora habéis llegado a conocer del Padre que, como deidades, erais muy amorosos entre vosotros. Hay muchísima alabanza de esas deidades y de su paraíso. Vosotros también erais residentes del paraíso. Después, diciendo “hoy y mañana”, habéis continuado bajando desde el día uno hasta hoy. Ahora, de los 5000, quedan sólo unos pocos años más. Está en vuestros intelectos cómo habéis representado vuestros papeles desde el principio. Ahora, debido a vuestra conciencia de cuerpo, no hay ese amor entre vosotros. Continuáis viendo los defectos de los demás: Tal y cual son así. Cuando erais conscientes del alma, nunca os criticabais unos a otros. Teníais mucho amor entre vosotros. Ahora tenéis que embeber ese mismo estado otra vez. Aquí, os miráis unos a otros con tal visión que empezáis a discutir y pelear entre vosotros. ¿Cómo puede terminar esto? El Padre también explica: Hijos, erais deidades satopradhan dignas de adoración. Después, cayendo gradualmente, os hicisteis tamopradhan. Erais tan dulces. Ahora tenéis que haceros así de dulces otra vez. Erais otorgadores de felicidad y ahora os habéis convertido en otorgadores de pesar. En el reino de Ravan empezasteis a utilizar la espada de la lujuria y a causaros pesar unos a otros. No utilizabais la espada de la lujuria cuando erais satopradhan. Estos cinco vicios son vuestros enemigos. Este es el mundo vicioso. Vosotros también entendéis cuál es el significado del reino de Rama y cuál es el significado del reino de Ravan. Mientras decíais: “Hoy y mañana” las edades de oro, plata y cobre han terminado. Incluso la edad de hierro está a punto de terminar. Os habéis hecho tamopradhan de ser satopradhan. Vuestra felicidad espiritual desapareció y la duración de vuestra vida también se acortó. Ahora Yo he venido y os haré satopradhan otra vez. Erais vosotros quienes clamabais: ¡Oh Purificador ven! El Padre explica: Yo vengo cada 5000 años en la edad de la confluencia. Ahora, considerad que sois almas y recordad al Padre. Cuanto más Me recordéis, más continuaréis eliminando vuestros defectos. No teníais defectos cuando erais satopradhan. Os llamabais deidades. Ahora, ¿cómo se pueden eliminar esos defectos? Son las almas las que se hacen intranquilas. Ahora tenéis que revisaros y ver por qué os hicisteis intranquilos. Cuando considerabais que erais hermanos, teníais mucho amor unos por otros. Ese mismo Padre ahora ha venido. Él dice: Consideraos a vosotros mismos que sois almas, hermanos. Tened amor unos por otros. Entrando en la conciencia de cuerpo os criticáis unos a otros. El Padre dice: Haced vuestro propio esfuerzo para reivindicar un estatus elevado. Entendéis que el Padre os hizo completamente plenos dándoos tal herencia. El Padre ha venido ahora, entonces ¿por qué no seguiríamos Sus directrices y reivindicaríamos la herencia completa una vez más? Nos convertimos en deidades y después tuvimos 84 nacimientos. Vosotros, los hijos más dulces, erais tan firmes. No había conflicto entre vosotros y no difamabais a nadie. Ahora, hay una debilidad u otra, y eso se tiene que eliminar. Todos nosotros somos hermanos. Tenéis que recordar sólo al único Padre. Sólo debería haber preocupación por haceros satopradhan. Tal y cual es así, tal y cual es de esa manera; ahora olvidad semejantes cosas. El Padre dice: Dejad a un lado todas esas cosas y consideraos a vosotros mismos que sois almas. Ahora haced esfuerzos para haceros satopradhan. Haciéndoos conscientes de cuerpo solo veis los defectos en los demás. Considerad que sois almas y recordad al Padre. Veos unos a otros como hermanos y sólo veréis virtudes. Haced esfuerzos para inspirar a otros a hacerse virtuosos. Si alguien hace algo erróneo, se entiende que esa persona es tamo o rajopradhan, y su comportamiento sin duda sería así. El Padre es quien tiene el máximo de virtudes. Por tanto, embebed todas las virtudes del Padre y renunciad a todas las demás cosas. Renunciad a los defectos y embebed virtudes. El Padre os hace tan virtuosos. Él dice: Hijos, vosotros también tenéis que haceros tan virtuosos como Yo. El Padre es el Otorgador de Felicidad. Nosotros también tenemos que convertirnos en otorgadores de felicidad. Vosotros solo deberíais tener la única preocupación de haceros satopradhan. No escuchéis nada más, ni difaméis a nadie. Todos tienen una debilidad u otra. Los defectos son tales que vosotros mismos no sois capaces de entenderlos. Los demás entienden que ése tiene defectos, mientras que ése se considera él mismo muy bueno. Sin embargo, en un momento u otro, emergen palabras erróneas de ése. Tales cosas no suceden en un estado satopradhan. Aquí, tenéis defectos, pero debido a no entender esto, os consideráis muy inteligentes. El Padre dice: Yo soy El más inteligente de todos. Yo he venido para haceros inteligentes a todos, los más dulces de todos. Renunciad a todos vuestros defectos, etc. Revisad vuestro propio pulso y ved: ¿Hasta qué punto recuerdo al dulcísimo Padre espiritual con amor? ¿Hasta qué punto entendéis estos aspectos y hasta qué punto los explicáis a otros? No hay ningún beneficio en absoluto en hacerse consciente de cuerpo. Lo principal a explicar es que el mundo ahora es tamopradhan. Cuando era satopradhan, era el reino de las deidades. Ahora habéis tenido 84 nacimientos y os habéis hecho tamopradhan. Ahora tenéis que haceros satopradhan una vez más. Es la gente de Bharat la que se hace tamopradhan y también son ellos los que se harán satopradhan otra vez. A nadie más se le puede llamar satopradhan. No hay ninguna otra religión en la edad de oro. El Padre dice: Os habéis hecho satopradhan de ser tamopradhan innumerables veces y ahora os tenéis que hacer eso otra vez. Seguid el shrimat y recordadme. Esta es la única preocupación que debéis tener. Hay una gran carga de pecados sobre vuestras cabezas. El Padre ahora os ha despertado. Los devotos van delante de las deidades y dicen: “Somos viciosos”, porque las deidades tienen esa atracción de la pureza. Por esto la gente va ante ellas y dice esto. Sin embargo, lo olvidan cuando se van a casa. Cuando van delante de las deidades, sienten desagrado por sí mismos, pero olvidan ese desagrado cuando regresan a casa. Ni siquiera piensan en quién les hizo así. El Padre ahora dice: Si queréis convertiros en una deidad definitivamente debéis estudiar. Tenéis que seguir el shrimat. El Padre dice: En primer lugar, tenéis que haceros satopradhan. Por tanto, constantemente recordadme sólo a Mí y no cotilleéis. Simplemente tened la única preocupación de que tenéis que convertiros en esto. El Padre dice: Erais los que pertenecían a la religión original, eterna de las deidades. Entonces, ¿adónde fuisteis? Se ha escrito la historia de los 84 nacimientos de éste. Ahora tenemos que convertirnos en esto. Tenemos que embeber virtudes divinas. Considerad que sois hermanos y recordad al Padre. Tenéis que reivindicar vuestra herencia del Padre. Debería entrar en vuestros intelectos que la gente ha continuado alabando y difamando a Dios. De hecho, no hay alabanza, sólo difamación. Por un lado Le alaban, y por otro lado, Le difaman, porque no Le conocen. Por un lado alaban al Padre y por otro lado dicen que Él es omnipresente. Diciendo que Dios está en los guijarros y las piedras se han alejado de Dios. En el tiempo de la destrucción, los intelectos que se hayan alejado de Dios se dirigirán hacia la destrucción, mientras que los intelectos que tengan amor por Dios y estén personalmente delante de Dios se dirigirán hacia la victoria. Tratad de recordar al Padre tanto como sea posible. Anteriormente, Le recordabais, pero ese recuerdo era adulterado, porque recordabais a muchos. El Padre ahora dice: Permaneced en el recuerdo sin adulterar. Simplemente recordadme sólo a Mí. Hay incontables imágenes en el camino de la devoción, que vosotros también habéis estado recordando. Ahora tenéis que haceros satopradhan otra vez. No necesitáis tener recuerdo allí, de igual manera que el camino de la devoción tampoco existe allí. El Padre dice: Simplemente estad preocupados por cómo podéis haceros satopradhan. Ahora que habéis recibido el conocimiento de cómo gira el ciclo del mundo, esto es fácil. Achcha, si algunos de vosotros no podéis explicar esto, al menos vuestros intelectos pueden entender cómo os hicisteis tamopradhan de ser satopradhan y como ahora, definitivamente os tenéis que hacer satopradhan otra vez. Si alguien no es capaz de hablar, se diría que esa es su fortuna y su destino. El Padre os ha mostrado un método muy sencillo. Es fácil explicar utilizando la medalla: Esto representa al Padre ilimitado. Es de Él de quien nosotros recibimos nuestra herencia. Con seguridad el Padre establecerá el paraíso y sin duda lo crearía aquí. El nacimiento de Shiva significa el nacimiento del paraíso, y las deidades existen en el paraíso, entonces, ¿cómo se convirtieron en eso? Se convirtieron en deidades estudiando en la edad de la confluencia más auspiciosa. Hijos, ahora vosotros habéis recibido entendimiento y así tenéis que explicar a otros. Este es vuestro conocimiento fácil, yoga fácil y también herencia fácil. Sin embargo, hay algunos aquí que reivindican una herencia que vale peniques, mientras que otros reivindican una herencia que vale muchos millones. Todo depende de cuánto estudiéis. Olvidad todo lo demás permaneciendo en la peregrinación del recuerdo. Tal y cual es así -no perdáis vuestro tiempo en esto. El destino es muy elevado. Maya crea obstáculos en que os hagáis satopradhan. No hay obstáculos en estudiar este conocimiento. Baba dice: Examinaos a vosotros mismos y ved cuánto amor tenéis. Vuestro amor debería ser tal que os aferréis al Padre. Es el Padre quien os está enseñado; no es el alma de éste quien os está enseñando. Él también está estudiando. “Baba, ¡Tú me haces tan sensato! Tú eres El Más Elevado en lo Alto y eres Tú quien me hace tan elevado en este mundo humano”. Deberíais alabar a Baba de esta manera internamente. “Baba, ¡Tú realizas tales maravillas!”. El Padre dice: Hijos, venid y reivindicad vuestro reino una vez más. Constantemente recordadme sólo a Mí con felicidad. Tenéis que preguntaros: ¿Cuánto recuerdo a Baba? Se dice: No hay nutrición como la felicidad. Está la felicidad de encontrar al Padre. Sin embargo, algunos hijos no son capaces de mantener esa felicidad interna. Por otro lado, la conciencia dice que debería haber muchísima felicidad. Mediante este estudio nos convertiremos en reyes. Somos los hijos del Padre ilimitado. El SupremoBaba nos está enseñando. ¡Baba es tan misericordioso! Simplemente ved cómo Él se sienta aquí y os explica aspectos nuevos a vosotros hijos. Ahora hay muchos aspectos nuevos en vuestros intelectos que no están en el intelecto de nadie más. Achcha.

A los hijos más dulces, amados, durante tanto tiempo perdidos y ahora encontrados, amor, recuerdos y buenos díasde la Madre, el Padre, BapDada. El Padre espiritual dice namaste a los hijos espirituales.

Esencia para el dharna:
1. Embebed el estado de conciencia de alma y convertíos en un otorgador de felicidad. No critiquéis a nadie. Vivid unos con otros con mucho amor y no tengáis ningún conflicto de opinión.

2. Renunciad a todo lo demás y embebed virtudes del único Padre. Simplemente estad preocupados por haceros satopradhan. No escuchéis la difamación de nadie ni difaméis vosotros a nadie. No os consideréis muy inteligentes.

Bendición:
Que seáis un alma que experimenta experimentando con los poderes del conocimiento y el yoga en base a la luz.

Así como muchos experimentos prácticos de la ciencia se muestran por la luz de la naturaleza, del mismo modo, vosotros podéis experimentar con la luz imperecedera de Dios, la luz de la conciencia del alma y la luz de vuestro estado práctico, con los poderes del conocimiento y el yoga. Si vuestro estado y forma son doble luz, entonces fácilmente seréis exitosos en vuestros experimentos. Cuando cada uno comience a experimentar con el ser, se creará una poderosa reunión de almas que experimentan.

Eslogan:
Los que terminan todo rastro y progenie de los obstáculos, son destructores de obstáculos.