20.05.20       Morning Spanish Murli        Om Shanti      BapDada       Madhuban


Esencia:
Dulces hijos, mientras dirigís vuestro negocio, etc., recordad constantemente vuestra vida de estudiantes divinos y este estudio. Permaneced en la intoxicación de que Dios mismo os está enseñando.

Pregunta:
¿Cuáles son los signos de los hijos que saben cómo digerir el néctar del conocimiento?

Respuesta:
Tienen intoxicación espiritual constantemente. En base a esa intoxicación, continúan beneficiando a todos. No les gusta hacer nada excepto beneficiar a todos. Permanecen ocupados en el servicio de cambiar las espinas en flores.

Om shanti.
Hijos, ahora estáis sentados aquí y sabéis que sois actores. Habéis completado el ciclo de 84 nacimientos. Hijos, deberíais tener esta conciencia. Sabéis que Baba ha venido para capacitaros a reclamar el reino otra vez y para cambiaros de tamopradhan en satopradhan. Nadie, excepto el Padre, puede explicar estas cosas. Estáis sentados aquí como en una escuela. Cuando estáis fuera, ya no estáis en una escuela. Sabéis que esta es la escuela espiritual más elevada. El Padre espiritual se sienta aquí y os enseña. Hijos, deberíais recordar vuestros estudios, ¿verdad? Este también es un hijo. Es el Padre quien le enseña a él y a todos vosotros hijos. Él es el Padre de todas las almas humanas. Él viene y toma un cuerpo en préstamocon el fin de explicaros. Él os explica a vosotros cada día. Mientras estáis sentados aquí, vuestros intelectos deberían ser conscientes de que habéis tomado 84 nacimientos. Fuisteis los amos del mundo; erais deidades. Renaciendo, habéis caído hasta el suelo. ¡Bharat era tan solvente! Ahora sois conscientes de todo esto. Toda la historia es de Bharat y también de todos vosotros. ¡No os olvidéis de vosotros mismos! Gobernábamos en el paraíso y tuvimos que tomar 84 nacimientos. Tenéis que mantener esto en vuestra conciencia a lo largo del día. Mientras dirigís vuestros negocios deberíais recordar el estudio: cómo fuimos los amos del mundo y cómo después continuamos bajando. Esto es muy fácil, pero nadie es capaz de recordarlo. El recuerdo resbala porque las almas son impuras. La conciencia de que Dios os está enseñando se resbala. Nosotros somos estudiantes de Baba. Baba continuamente dice: permaneced en la peregrinación del recuerdo. El Padre nos está enseñando y nos está convirtiendo en eso. Dejad que haya esta conciencia durante todo el día. Solo el Padre os recuerda que este lugar fue Bharat. Éramos deidades y ahora nos hemos convertido en demonios. Antes vuestros intelectos también eran malignos. El Padre ahora os está dando intelectos divinos. A pesar de eso, esto no permanece en los intelectos de algunos; olvidáis. El Padre os da tanta intoxicación. Os estáis convirtiendo otra vez en esas deidades. Por tanto, debería haber esta intoxicación. Nosotros estamos reclamando nuestro reino. Gobernaremos nuestro reino. Algunos de vosotros no tenéis intoxicación, en absoluto. Sois incapaces de digerir el néctar del conocimiento. Los que tienen esta intoxicación no considerarían correcto hablar de nada más que de las cosas que benefician a otros. Permanecen ocupados en servir para convertir a otros en flores. Previamente éramos flores y después Maya nos convirtió en espinas. Ahora nos estamos convirtiendo en flores otra vez. Hablaos a vosotros mismos de esta manera. Cuando expliquéis a otros con esta intoxicación, la flecha dará en el blanco muy rápidamente. Bharat era el Jardín de Alá. Ahora se ha hecho impura. Nosotros éramos los amos del mundo entero. Esto es algo tan grande. Sin embargo ¡Simplemente mirad en lo que nos hemos convertido ahora! ¡Hemos caído tanto! Esta obra es sobre nuestro ascenso y caída. El Padre se sienta aquí y nos cuenta esta historia. La otra historia es falsa mientras que esta es la verdadera. Esa gente relata la historia del Narayan verdadero, pero no entienden cómo ascendieron o cómo descendieron. El Padre ahora os ha contado la historia del Narayan verdadero, de cómo perdimos el reino. Todo dependió de nosotros. Vosotras, almas, ahora sabéis cómo estáis reclamando el reino del Padre. Cuando el Padre os pregunta aquí si tenéis esta intoxicación, decís: “sí”, pero en cuanto os vais, no hay intoxicación en absoluto. Hijos, podéis entender por vosotros mismos que, aunque levantáis la mano, vuestra actividad es tal que no puede haber esta intoxicación. Podéis sentir esto por vosotros mismos. Hijos, el Padre os lo recuerda. Él dice: hijos, Yo os di el reino. Después vosotros lo perdisteis. Habéis estado bajando. Esta obra es sobre vuestro ascenso y caída. Hoy alguien es un rey y mañana es destronado. Hay muchas de tales historias en los periódicos. Si respondierais a eso, la gente podría entender algo. Incluso si recordáis que esto es una obra, puede haber felicidad constante. Está en vuestros intelectos que hace 5000 años, vino Shiv Baba. Él vino y nos enseñó Raja Yoga y después hubo una guerra. El Padre os dice todas estas cosas correctas. Esta es la edad de la confluencia más elevada. Después de la edad de hierro está esta edad más elevada. La edad de hierro no sería llamada la edad más elevada. Ni siquiera a la edad de oro se le llamaría así. Se menciona la comunidad demoníaca y la comunidad divina. Esta edad de la confluencia es la edad entre ellas, cuando el mundo viejo se hace nuevo. Toma todo el ciclo para que cambie de nuevo a viejo. Ahora es la edad de la confluencia. En la edad de oro, era el reino de las deidades. Ya no existen, ahora han venido muchas otras religiones. Esto permanece en vuestros intelectos. Hay muchos que estudian de seis a ocho meses, o incluso 12 meses y después caen; suspenden. Aunque se hacen puros, no estudian y por eso se quedan atrapados. La pureza por sí misma no tiene utilidad. También hay muchos sannyasis que han renunciado a su religión sannyas (religión de la renunciación). Se casan y se convierten en padres de familia. Por eso hijos, el Padre ahora os explica: estáis sentados en una escuela. Está en vuestra conciencia como perdisteis vuestro reino y cuántos nacimientos tomasteis. El Padre dice otra vez: convertíos en los amos del mundo. Definitivamente tenéis que haceros puros. Cuanto más recordéis a Baba, más puros os haréis. ¿De qué otra manera se eliminaría la aleación que está mezclada con el oro? Está en vuestros intelectos, hijos, que vosotras almas erais satopradhan. Erais oro de 24 quilates. Después continuasteis bajando, hasta que esto es en lo que se ha convertido vuestro estado. ¿En qué os habéis convertido? El Padre no dice en lo que os habéis convertido, sino que vosotros, seres humanos, decís que fuisteis deidades. Existe la alabanza de Bharat. ¿Quién es el que entra en Bharat y qué conocimiento da cuando Él viene? Nadie sabe esto. Uno debería al menos saber cuándo viene el Liberador. Se dice que Bharat es la tierra más antigua y por eso ciertamente Su reencarnación debe tener lugar en Bharat. Esto significa que también se celebra su aniversario aquí. El Padre, sin duda, viene aquí. También se ha hablado del “Carruaje Afortunado”. Por lo tanto, Él debe haber entrado en un cuerpo humano. Para esto, han representado un carruaje tirado por caballos. ¡Hay tanta diferencia! Han mostrado a Krishna en el carruaje. Nadie sabe nada de mí. Ahora entendéis que Baba vino en este carruaje. A este se le llama “El Carruaje Afortunado”. Brahma se convierte en Vishnu; esto se muestra claramente en este cuadro. Se muestra a Shiva por encima del Trimurti. ¿Quién dio la presentación de Shiva? Baba creó esto. Ahora entendéis que Baba entró en el carruaje de Brahma. Brahma se convierte en Vishnu y Vishnu se convierte en Brahma. También se os explica, hijos, cómo Vishnu se convierte en Brahma después de 84 nacimientos y cómo Brahma se convierte en Vishnu en un segundo. Este es un aspecto maravilloso para que vuestro intelecto lo embeba. En primer lugar, tenéis que dar la presentación del Padre. Bharat era el paraíso. Por tanto, Dios, el Padre Celestial, seguramente, debe haber creado el paraíso. Este cuadro es de primera clase. Deberíais estar interesados en explicar esto a otros. El Padre también tiene este interés. También explicáis de esta manera en los centros. Aquí, el Padre ahora está directamente delante de vosotros. El Padre se sienta aquí y os explica a vosotras almas. Sin duda hay diferencia entre la explicación que dais las almas y la explicación que da el Padre. Por tanto, venís aquí para escuchar personalmente a Baba. El Padre dice una y otra vez: hijo, hijo. No hay tanto impacto de los hermanos como lo hay del Padre. Aquí, os sentáis personalmente delante del Padre. Vosotras almas encontráis al Alma Suprema, y por eso, a esto se le llama un mela (encuentro). Cuando el Padre explica personalmente, la intoxicación se eleva mucho. Pensáis: ya que el Padre ilimitado está explicando ¿Por qué no debería yo escucharle? El Padre dice: Yo os envío al paraíso. Después, tomando 84 nacimientos, os hicisteis impuros. Entonces, ¿no os haréis puros una vez más? Baba os dice esto a las almas. Algunos de vosotros entendéis y decís: Baba está diciendo la verdad. Algunos instantáneamente dicen: Baba, ¿por qué no me haría yo puro? El Padre dice: recordadme y vuestros pecados se cortarán, y os convertiréis en oro auténtico. Yo soy el Padre Purificador de todos. Por eso hay tanta diferencia entre la explicación dada por las almas y la explicación que da el Padre. Por ejemplo, cuando viene una persona nueva, si es una flor y pertenece a aquí, será tocada y dirá: esto es correcto. Si no pertenece a este lugar, no entenderá nada. Por lo tanto, también explicad a otros: el Padre nos está diciendo a nosotras almas, que nos hagamos puras. La gente va a bañarse en el Ganges para hacerse pura. Ellos también adoptan un gurú. Sin embargo, solo el Padre es el Purificador. El Padre os dice a las almas: ¡os habéis hecho tan impuras! Es por lo que vosotras almas, Me recordáis y Me pedís que venga y os purifique. El Padre dice: Yo vengo cada ciclo. Hijos, Yo os digo que os hagáis puros en este último nacimiento. Este reino de Ravan se tiene que destruir. Lo principal es hacerse puros. No hay veneno en el paraíso. Explicad a quien venga que el Padre dice: considerad que sois un alma y recordadme a Mí, el Padre, y os haréis puros; la aleación de vuestro interior se eliminará. Recordáis la palabra “Manmanabhav” ¿verdad? El Padre es incorporal y nosotras, las almas, también somos incorporales. Así como escuchamos mediante nuestros cuerpos, de la misma forma, el Padre nos explica entrando en un cuerpo. ¿De qué otro modo podría Él decir: “Constantemente recordadme solo a Mí. Renunciad a todas las relaciones del cuerpo”? Sin duda, Él viene aquí y entra en Brahma. Ahora Prajapita existe de una forma práctica y el Padre nos habla a través de él. Nosotros solo escuchamos al Padre ilimitado. Él dice: haceos puros. Renunciad a haceros impuros. Renunciad a la arrogancia de ese cuerpo viejo. Recordadme y vuestros pensamientos finales os dirigirán a vuestro destino y os convertiréis en Lakshmi y Narayan. El principal defecto que os desvía del Padre es el de pensar en los demás, escuchar y hablar de cosas malignas. La directriz del Padre es: no escuchéis cosas malignas. Hijos, no deberíais involucraros en el negocio de contar historias de alguien a otra persona y después historias de esa a la primera. Renunciad al cotilleo. Actualmente, el intelecto de nadie en el mundo tiene amor por el Padre. Hablar de otra cosa que no sean las cosas de Rama es simplemente cotilleo. El Padre ahora dice: renunciad a cotillear. Decid a todas las almas: oh Sitas, todas vosotras ahora debéis tener yoga con el único Rama. Sois mensajeras. Dad a todos el mensaje del Padre, en el que Él dice: ¡Recordadme! Eso es todo. Aparte de este aspecto, todo lo demás es solo cotilleo. El Padre os dice a todos vosotros hijos: ¡renunciad al cotilleo! Haced que todas las Sitas conecten el yoga de sus intelectos con el único Rama. Este es vuestro único negocio. Simplemente continuad dando este mensaje: el Padre ha venido y dice que ahora nosotros tenemos que ir a la edad de oro. Ahora tenemos que dejar esta edad de hierro. Habéis sido enviados al exilio. Estáis sentados en una jungla. A una selva también se le llama una jungla. Cuando una kumari está a punto de casarse, se sienta en exilio y después se va a una mansión. Vosotros también estáis sentados en una jungla. Ahora tenéis que ir a la casa de vuestros suegros. Tenéis que dejar vuestros viejos cuerpos aquí. Continuad recordando al único Padre. Los que tengan intelectos amorosos en el momento de la destrucción irán a una mansión, mientras que aquellos cuyos intelectos no tengan amor irán a la selva. Su residencia será una jungla. Hijos, el Padre os explica de muchas maneras diferentes. Olvidasteis al Padre que os dio vuestro reino ilimitado y os fuisteis a una jungla. Están los residentes de una jungla y de un jardín. Al Padre también se Le llama el Amo del Jardín. ¡Al menos esto debería entrar en el intelecto de alguien! Nuestro reino estaba en Bharat, pero ya no existe. En este momento nuestra residencia es una jungla. Nosotros vamos a ir al jardín. Mientras estáis sentados aquí, vuestros intelectos son conscientes de que estáis recibiendo vuestro reino del Padre ilimitado. El Padre dice: “tened amor por Mí”, pero todavía Me olvidáis. El Padre se queja: ¿Por cuánto tiempo más seguiréis olvidándome? ¿Cómo podréis ir a la edad de oro? Preguntaos: ¿Durante cuánto tiempo recuerdo a Baba? Es como si estuviéramos sentados en el fuego del yoga mediante el cual nuestros pecados se están absolviendo. Vuestros intelectos deben tener amor por el único Padre. Él es nuestro Amado de primera clase y también nos hace a nosotros de primera clase. Hay una diferencia tan grande entre viajar en un vagón de tercera clase, como cabras, y viajar en un vagón con aire acondicionado. Rumiad el océano del conocimiento sobre todas estas cosas y disfrutaréis. Este Baba dice: yo también tengo que golpear mucho mi cabeza para recordar a Baba. Estos pensamientos continúan viniendo a lo largo del día. Hijos, este es el esfuerzo que también tenéis que hacer vosotros. Achcha.

A los hijos más dulces, amados, durante tanto tiempo perdidos y ahora encontrados, amor, recuerdos y buenos días de la Madre, el Padre, BapDada. El Padre espiritual dice namasté a los hijos espirituales.

Esencia para el dharna:
1. No habléis de nada más que de las cosas de Rama (Dios) a los demás. Renunciad al cotilleo y a contar historias de alguien a otra persona, y a pensar sobre los demás.

2. Tened amor solo por el único Padre. Renunciad a la arrogancia del cuerpo viejo y haceos puros teniendo recuerdo del Padre.

Bendición:
Que deis la prueba de vuestra fe experimentando intoxicación espiritual y haciéndoos constantemente victoriosos.

La intoxicación espiritual alokik es el espejo de la fe. La prueba de la fe es la intoxicación y la prueba de la intoxicación es la felicidad. Maya no puede llevar a cabo ninguno de sus juegos con los que siempre permanecen felices e intoxicados. Maya no puede entrar en el reino de un emperador libre de preocupaciones. La intoxicación espiritual os permite olvidar fácilmente el mundo viejo y los sanskares viejos. Por lo tanto, mantened constantemente la intoxicación de vuestra forma consciente del alma, la intoxicación de vuestra vida espiritual, la intoxicación de ser un ángel y la intoxicación del futuro y seréis victoriosos.

Eslogan:
La virtud de la dulzura es la grandeza de la vida Brahmin; por lo tanto, volveos dulces y haced a otros dulces.