23.11.19       Morning Spanish Murli        Om Shanti      BapDada       Madhuban


Esencia:
Dulces hijos, la edad de la confluencia es la edad para hacerse afortunado. En esta edad podéis hacer que la estrella de vuestra fortuna resplandezca tanto como queráis.

Pregunta:
¿Cuál es la forma fácil de hacer vuestros esfuerzos intensos?

Respuesta:
Continuad siguiendo al Padre y vuestros esfuerzos se harán intensos. Ved solo al Padre. La madre es incógnita. Siguiendo al Padre, os haréis tan elevados como el Padre. Por tanto, continuad siguiendo con precisión.

Pregunta:
¿Qué hijos el Padre considera que son buddhus?

Respuesta:
Aquéllos que no tienen felicidad, incluso después de encontrar al Padre, son buddhus, ¿no es así? Si después de encontrar al Padre, que os hace los amos del mundo, incluso después de convertiros en Sus hijos, no tenéis felicidad, se os llamaría buddhus, ¿verdad?

Om shanti.
Vosotros, los hijos más dulces, sois estrellas afortunadas. Sabéis que, además de recordar al Padre, también recordáis la tierra de la paz. Recordando al Padre, nos haremos puros e iremos al hogar. Mientras estáis sentados aquí tenéis estos pensamientos, ¿verdad? El Padre no os da ninguna otra dificultad. Nadie sabe acerca de la liberación en la vida. Todos ellos están haciendo esfuerzos para la liberación, pero no entienden el significado de liberación. Algunos dicen que quieren fundirse en el elemento brahm y no regresar aquí en absoluto. No saben que definitivamente ellos tienen que entrar en este ciclo. Hijos, ahora vosotros entendéis estas cosas. Hijos, sabéis que vosotros sois los que rotan el disco de la autorrealización y sois estrellas afortunadas. De aquéllos que son afortunados se dice que tienen suerte. Es solo el Padre quien os hace afortunados ahora. Tal y como es el padre, así son sus hijos. Algunos padres son ricos y otros padres son pobres. Hijos, sabéis que habéis encontrado al Padre ilimitado. Tan afortunado como alguien se quiera hacer, puede llegar a serlo. Cada uno de vosotros se puede hacer tan rico como quiera. El Padre dice: Podéis recibir cualquier cosa que queráis haciendo esfuerzos. Todo depende de vuestros esfuerzos. Podéis reivindicar un estatus tan alto como queráis haciendo esfuerzos. El estatus más elevado de todos es el estatus de Lakshmi y Narayan. Sin duda también tenéis que mantener vuestra gráfica del recuerdo porque, definitivamente, tenéis que haceros satopradhan de tamopradhan. No debéis sentaros aquí simplemente como un buddhu. El Padre ha explicado que el mundo viejo ahora se tiene que hacer nuevo. El Padre viene para llevaros al mundo nuevo satopradhan. Él es el Padre ilimitado que da felicidad ilimitada. Él explica: solo haciéndoos satopradhan podréis recibir felicidad ilimitada. Si os hacéis sato, recibiréis menos felicidad. Si os hacéis rajo, habrá incluso menos felicidad. El Padre os dice la cuenta completa. Recibís abundancia de riqueza y felicidad. No hay otro método más que tener recuerdo para reivindicar vuestra herencia del Padre ilimitado. Cuanto más recordéis al Padre, más virtudes divinas desarrollaréis automáticamente. Si queréis haceros satopradhan, seguramente necesitaréis virtudes divinas. Cada uno de vosotros tiene que revisarse a sí mismo. Podéis reivindicar un estatus tan alto como queráis mediante vuestros propios esfuerzos. El Profesor que os está enseñando está sentado aquí. El Padre dice: Yo os explico de esta forma cada ciclo. Solo hay dos términos: manmanabhav y madhyajibav. Vosotros reconocéis al Padre ilimitado. Ese Padre ilimitado es el Único que os da conocimiento ilimitado. Solo ese Padre ilimitado os muestra el camino para haceros puros de impuros. Así, lo que el Padre explica no es nada nuevo. Lo que está escrito en el Gita, también es como una pizca de sal en un saco de harina. Consideraros almas. Olvidad todas las religiones del cuerpo. Al principio, erais incorporales, mientras que ahora estáis en la atadura de muchos amigos y parientes. Todos son tamopradhan y ahora se tienen que hacer satopradhan. Sabéis que, de ser tamopradhan, os estáis haciendo satopradhan, una vez más. Después todos vuestros amigos y parientes, etcétera, se harán puros. Hasta el punto que ellos se hicieron satopradhan en el ciclo previo, así se convertirán en lo mismo ahora. Sus esfuerzos también serán así. Entonces, ¿a quién deberíais seguir ahora? Se recuerda: Seguid al Padre. Así como éste recuerda al Padre y hace esfuerzos, seguidle del mismo modo. Es el Padre quien os está inspirando a hacer esfuerzos. Él mismo no hace ningún esfuerzo. Él os inspira a hacer esfuerzos. Después, Él dice: dulcísimos hijos, seguid al padre. Están la madre y Padre incógnitos. La madre es incógnita; el Padre se puede conocer. Esto se tiene que entender muy claramente. Si queréis reivindicar tal estatus elevado, entonces recordad al Padre muy bien, así como este padre le recuerda. Este padre reivindica el estatus más elevado de todos. Él fue muy elevado y, ahora, al final del último de sus muchos nacimientos, Yo entro en él. Recordad esto muy bien. No lo olvidéis. Maya hace que muchos se olviden. Decís que os estáis convirtiendo de un hombre corriente en Narayan. El Padre os está mostrando cómo os podéis convertir en eso. También sabéis que no todos le seguirán con precisión. El Padre os dice vuestra meta y objetivo: Seguid al Padre. Esto se recuerda de este tiempo. Hijos, solo en este tiempo el Padre os da conocimiento a vosotros. A ellos se les llama seguidores de los sannyasis, pero eso es erróneo, no les siguen. Todos ellos son los que tienen conocimiento del elemento brahm o conocimiento de los elementos. Dios no les da conocimiento. Se les llama tattwa gyani o brahm-gyani (los que tienen conocimiento del elemento brahm o del elemento de luz). Sin embargo, no son el tattwa o el brahm lo que les da conocimiento. Todo eso es el conocimiento de las escrituras. El Padre os está dando conocimiento aquí, y a Él se le llama el Océano del Conocimiento. Anotad esto muy bien. Olvidáis que esto es algo que tienen que embeber muy bien vuestros corazones. El Padre os dice cada día: dulcísimos hijos, consideraos almas y recordadme a Mí, vuestro Padre. Ahora tenéis que retornar al hogar. Los que sean impuros no podrán ir. Tenéis que haceros puros, bien a través del poder del yoga o experimentando castigo. Definitivamente se tienen que saldar las cuentas kármicas de todos. El Padre ha explicado que, originalmente, vosotras almas erais residentes de la morada suprema, y después interpretasteis vuestros papeles de felicidad y pesar aquí. El papel de felicidad es en el reino de Rama y el papel de pesar es en el reino de Ravan. Al paraíso se le llama el reino de Rama; hay felicidad completa allí. Se recuerda a los residentes del paraíso y a los residentes del infierno. Esto se tiene que embeber muy bien. De tamopradhan, cuanto más satopradhan continuéis haciéndoos, más felicidad interior tendréis. Cuando estabais en el estado rajo, en la edad de cobre, también teníais felicidad. No erais tan infelices o viciosos entonces. Aquí, ahora sois muy viciosos e infelices. Mirad a vuestros mayores: son tan viciosos y alcohólicos. El alcohol es muy malo. En la edad de oro, sólo hay almas puras y después, a medida que descienden gradualmente, se hacen completamente sucias y por eso a esto se le llama las profundidades extremas del infierno. El alcohol es tal, que no tardan en comenzar una disputa, una pelea o en incurrir en una pérdida por eso. En este tiempo, es como si los intelectos de las personas se hubiesen vuelto corruptos. Maya es muy poderosa. El Padre es la Autoridad Todopoderosa, Aquel que da felicidad. De forma similar, Maya es tal que causa mucho pesar. Mirad la condición de la gente en la edad de hierro: alcanzan un estado de decadencia total. No entienden nada; es como si tuviesen intelectos de piedra. Esto también está en el drama. Si no está en la fortuna de alguien, su intelecto se vuelve así. El Padre os da un conocimiento muy fácil. Él sigue explicándoos mientras os llama: hijo, hijo. Las madres también dicen que ellas tienen cinco hijos propios y que hay otro Hijo, el Hijo parlokik, que ha venido para llevarnos a la tierra de la felicidad. Le consideráis el Padre y también el Hijo. Él es el Mago. El Padre es el Mago y así, vosotros hijos, también os convertís en magos. Decís: nuestro Baba también es nuestro Hijo. Tenéis que seguir al padre y haceros así. Su reino estaba en el paraíso. Estas cosas no se mencionan en las escrituras. Esas escrituras del camino de la devoción también están fijadas en el drama. Existirán otra vez. El Padre explica que también necesitáis al Profesor para que os enseñe. Un libro no se puede convertir en vuestro profesor; en ese caso, no habría necesidad de un profesor. Esos libros, etcétera, no existen en la edad de oro. El Padre explica: entendéis qué es un alma, ¿verdad? Definitivamente también está el Padre de todas las almas. Cuando algunas personas vienen aquí, dicen que los hindúes y los musulmanes son hermanos, pero no entienden el significado de eso en absoluto. Se debería entender el significado de ser hermanos. Definitivamente también tienen que tener al Padre. No les queda entendimiento que valga ni siquiera un penique. Dios habla: este es el último de muchos nacimientos. ¡El significado está tan claro! Nadie está causando difamación. El Padre os muestra el camino. El primero se convierte en el último. El hermoso se hace feo. Entendéis que erais hermosos y que llegaréis a ser así de nuevo. Os haréis así sólo teniendo el recuerdo del Padre. Éste es el reino de Ravan. Al reino de Rama se le llama Shivalaya. El Rama, que pertenecía a Sita, gobernó su reino en la edad de plata. Esto también es cuestión de entendimiento. Se dice que él tiene dos grados menos. La edad de oro es la más elevada y eso se recuerda. Las edades de plata y de cobre no se recuerdan tanto. La edad de oro es el mundo nuevo y la edad de hierro es el mundo viejo: 100 % de felicidad y 100 % de pesar. Las edades de plata y de cobre son semi. Por eso se recuerdan las principales: la edad de oro y la edad de hierro. El Padre está estableciendo el paraíso. Es vuestro deber hacer esfuerzo. ¿Os convertiréis en residentes de la edad de oro o en residentes de la edad de plata? En la edad de cobre bajáis, incluso aunque todavía pertenecéis a la religión de las deidades. Sin embargo, debido a ser impuros no podéis llamaros deidades. Así que el Padre os explica a vosotros, los más dulces hijos, cada día: lo principal es “Manmanabhav”. Sois los que se convierten en número uno. Pasáis por el ciclo de 84 y llegáis a vuestro último nacimiento. Después vais al número uno otra vez, así que ahora tenéis que recordar al Padre ilimitado. Él es el Padre ilimitado. El Padre solo viene en la edad de la confluencia más auspiciosa y os da la felicidad del paraíso para 21 generaciones. Cuando la duración de vuestra vida llega a su fin, automáticamente os desprendéis de vuestro cuerpo. Eso es a través del poder del yoga, ¿no es así? Tal ley está creada: a eso se le llama el poder del yoga. Allí no es cuestión de conocimiento. Envejecéis automáticamente. No hay enfermedades etcétera, allí. No hay personas discapacitadas o cojas allí. Se mantienen siempre saludables. Allí no hay nombre ni rastro de pesar. Después, los grados disminuyen gradualmente. Hijos, ahora tenéis que hacer esfuerzos para reivindicar vuestra herencia elevada del Padre ilimitado. Tenéis que aprobar con honores, ¿verdad? No todos pueden reivindicar un estatus elevado. ¿Qué estatus lograran los que no hacen ningún servicio? Los hijos hacen mucho servicio en los museos. La gente va allí fácilmente sin pedírselo. A eso se le llama servicio a toda velocidad. No sabemos si tal vez emergerá un tipo de servicio incluso más rápido que ese. Definitivamente deberíais tener de dos a cuatro cuadros principales con vosotros. Debería haber cuadros grandes del Trimurti, el árbol, el ciclo y la escalera, en cada lugar. Solo cuando los hijos sean listos tendrá lugar el servicio. El servicio tiene que suceder. Se tiene que hacer servicio en los pueblos también. Aunque las madres no tienen estudios, es muy fácil dar la presentación del Padre. Anteriormente, las mujeres no tenían una educación. Bajo el régimen Musulmán, ellas tenían que ir cubiertas, solo con sus ojos visibles. Este Baba tiene mucha experiencia. El Padre dice: Yo no conozco ninguna de estas cosas. Yo vivo arriba. Es Brahma quien os explica todas estas cosas a vosotros. Él tiene experiencia. Yo solo relato las cosas de “Manmanabhav” y explico los secretos del ciclo del mundo que éste no conoce. Éste explica su propia experiencia separadamente; Yo no me involucro en esas cosas. Mi papel solo es mostraros el camino. Yo soy el Padre, Profesor y Gurú. Yo me convierto en vuestro Profesor y os enseño, pero esto no es cuestión de misericordia etcétera. Yo os enseño y después os llevo de regreso conmigo. A través este estudio tiene lugar la salvación. Yo he venido para llevaros de regreso. “La procesión de Shiva” se recuerda. No es la procesión de Shankar. Es la procesión de Shiva; todas las almas siguen al Novio. Todos ellos son devotos y solo Yo soy Dios. Me habéis clamado para que venga, os purifique y os lleve de regreso al hogar Conmigo. Hijos, sin duda os llevaré de regreso Conmigo. Tengo que capacitaros a saldar vuestras cuentas karmicas y llevaros de regreso. El Padre repetidamente dice: Manmanabhav. Recordad al Padre y definitivamente también recordareis la herencia. Recibís la soberanía del mundo. Para eso, tenéis que hacer esfuerzos a ese nivel. Hijos, Yo no os doy ninguna dificultad. Yo sé que habéis visto mucho pesar. Ahora, Yo no os doy ninguna dificultad. En el camino de la devoción, su esperanza de vida es corta. Ellos tienen muerte prematura; lloran y se lamentan tanto; toman tanto pesar que sus cabezas incluso se echan a perder. El Padre ahora dice: simplemente continuad recordándome solo a Mí. Si queréis convertiros en los amos del paraíso, tenéis que embeber virtudes divinas. Siempre se tiene que hacer esfuerzo para hacerse elevado. Nos convertiremos en Lakshmi y Narayan. El Padre dice: Yo establezco ambas religiones de la dinastía del sol y la dinastía de la luna. Ellos (edad de plata) suspenden y por eso se les llama guerreros. Esto es un campo de batalla. Achcha.

A los hijos más dulces, amados, durante tanto tiempo perdidos y ahora encontrados, amor, recuerdos y buenos días de la Madre, el Padre, BapDada. El Padre espiritual dice namasté a los hijos espirituales.

Esencia para el dharna:
1. Para reivindicar un derecho completo a la herencia de la tierra de la felicidad, convertíos en un mago espiritual en la edad de la confluencia y haced que el Padre sea vuestro Hijo. Entregaos completamente.

2. Convertíos en los que rotan el disco de la autorrealización y convertíos en una estrella afortunada. Convertíos en un instrumento para el servicio a velocidad de vuelo y reivindicad un estatus alto. Haced servicio en cada pueblo. Además de eso, definitivamente mantened una gráfica del recuerdo.

Bendición:
Que os convirtáis en un ángel que está libre de toda atadura y permanece por encima de cualquier conciencia de los cuerpos y el mundo físico.

Los que no tienen ninguna relación con sus cuerpos o seres corporales, es decir, los que no tienen apegos, son ángeles. El pie de los ángeles siempre está por encima del suelo. Estar por encima del suelo significa estar más allá de la conciencia del cuerpo. Los que permanecen por encima de la conciencia de los cuerpos y del mundo físico se convierten en ángeles que están libres de toda atadura. Solo tales ángeles experimentan el estado doble luz.

Eslogan:
Haced que las virtudes que son las mismas que las del Padre, sean visibles en vuestras palabras además de en vuestro comportamiento y en vuestra cara, y, entonces tendrá lugar la revelación.